El negocio de las despedidas de solter@

El negocio de las despedidas de solter@

19 julio, 2018

Hace unos cuantos años, quizás décadas, nadie podría pensar que una despedida de soltero o de soltera, para ser correctos con la ley de paridad, podría generar tanto. Siempre pongo el mismo ejemplo. Hará unos 20 años que mi hermana se casó. Pues bien, su despedida de soltera consistió en que invitó a unas cuantas amigas a la casa de mis padres, cenaron chocolate con churros y luego vieron la película Ghost. Planazo, ¿verdad? Pues la despedida de mi hermano, tres cuartos de lo mismo. En este caso fueron al pueblo, cenaron en una bodega y luego se tomaron unos cubatas (en esa época se llamaban medios) y para casa.

Esta era la realidad de las despedidas de soltero y de soltera hace unos años. Pues bien, de un tiempo a estar parte, se nos ha ido de las manos. No sé en qué momento se decidió que las despedidas tenían que ser una especie de boda gitana que duraran tres días. Ahora mismo si no haces un viernes, sábado y domingo parece que la despedida ha sabido a poco. Lo que estamos hablando de que la broma se nos puede ir a más de 200 euros en los mejores casos. Como dijo un amigo mío, “y yo que no me voy a casar nunca, qué hago”. Pues lleva toda la razón.

Aquí hay negocio

Fueron muchos los empresarios que con buen ojo vieron negocio en este sector. Y como las despedidas se convirtieron en toda una gymkana de actividades, comprendieron que había que darlo todo hecho. Así, nadie tenía que mojarse en hacer más que otra. Ya que eso siempre ocurre, cuando los más activos preparan todas las actividades, alojamiento y destino, mientras que los pasivos, lo único que hacen es protestar y poner quejas.

De esta manera empresas como Hot Despedidas decidieron hacerse hueco en ese nicho de mercado que según los últimos datos crea en España gran riqueza. Por ejemplo desde Gijón aseguran que hay fines de semana en los que vienen 3.000 jóvenes a gastar a Gijón. Eso sí, se necesita una legislación que controle todos los problemas que también originan.

Así, ahora mismo las despedidas de soltero (y soltera) se han convertido en todo un espectáculo. Esta empresa te puede organizar una fiesta en la playa de San Juan en Alicante un chiringuito con todo lujo de detalles como sesiones musicales, DJs, fiestas de verano. Además este año han creado unos packs especiales para las celebraciones. El Chiringuito  Blue Valley Beach que está ubicado en la arena a orillas de mar donde podrás disfrutar de sol, cerveza, sangría,  mojitos y la mejor música. ¿Qué mejor para una despedida que una fiesta en la playa?

Pack despedidas

Te vamos a poner un ejemplo. El pack despedida, por 25 euros por persona, un precio muy asequible para lo que se ve en otras ciudades incluye fiesta en el chiringuito con más grupos de despedidas, quien sabe si puede surgir algo…Con 6 cervezas, tinto de verano, refrescos o agua, una copa, más  un mojito , más un menú aperitivo. Tendrás una gymkhana personalizada por ellos,  y para todos los novios ganadores de las pruebas regalo bono de noche de hotel para 2 personas. De esta manera, la bronca cuando llegues a casa no será tan grande, si dices a tu pareja que te ha tocado este premio. Por supuesto no falta la pulsera VIP con descuentos en copas y mesa y sombrilla reservadas, que según como se ponen las playas, es todo un lujazo. Luego lo puedes combinar con más actividades tanto fuera como dentro de la ciudad.

Pero la evolución nos ha llevado a despedidas en un barco en alta mar, a cenas con drag queen, a despedidas en locales para nuestro grupo en exclusiva. Todo un locurón. Ahora bien, son muchas las ciudades que cuelgan el cartel de “prohibido despedidas”, así que mucho cuidado.

Ahora son muchas las empresas que se dedican a esto, pero lo que está claro es que hay que darle una vuelta de tuerca y ofrecer calidad y variedad. Y es que en muchas ocasiones, estas empresas son un desastre y sueles tener problemas en un día tan especial. Lo que está claro es que mi hermana si se volviera a casar (de momento es muy feliz) no creo que su plan fuera volver a ver la película en casa con sus amigas.