Por qué implantar modelos de emprendimiento en las empresas

Por qué implantar modelos de emprendimiento en las empresas

31 agosto, 2017

Aquel que siga las noticias habrá escuchado mil veces cosas como que se está apostando por el emprendimiento, que las personas que emprenden tienen mucho valor, y que algunas de las start up que triunfan están siendo compradas por multinacionales. Todas estas noticias son ciertas, y algo tienen en común.

Desde que debido a la crisis se empezó a poner de moda el emprendimiento, se han escrito muchos artículos en los que se explicaba el éxito de los emprendedores y de las start up. Pues bien, el éxito no pasa desapercibido, y estas empresas suelen tener una manera de trabajar diferente a la de las grandes empresas.

Algunas grandes empresas suelen tener una jerarquía en la que unos equipos se encargan diseñan y crean, otros equipos desarrollan los diseños y el equipo de marketing y ventas hace que se promocionen los diseños. Esta jerarquía ha sido puesta en tela de juicio debido al éxito que han cosechado algunos modelos de emprendimiento.

Debido a la absorción de start up, así como la contratación de trabajadores con mentalidad de empresario, las empresas están cambiando sus modelos de trabajo a unos que están en directa sintonía con los del emprendimiento. El objetivo es conseguir el éxito de las start up y de los emprendedores a unos niveles superiores.

Esto se consigue con prácticas como que las personas con mentalidad emprendedora puedan centrarse en proyectos independiente mente de las responsabilidades diarias, que los impulsores de las ideas se conviertan en líderes en proyectos o que existan comunidades de innovación que apoyen procesos internos de emprendimiento.

Técnicas para implantar modelos novedosos

Para conseguir adaptar estos modelos de emprendimiento se deben de crear proyectos internos en las que existan concordancias con las start up. Además, como hemos dicho, se deben de crear planes específicos que pongan en común la innovación y la investigación con el talento de los trabajadores con capacidades de emprendedor.

El estudio “Emprendimiento corporativo en España” da una serie de recomendaciones para llevar a cabo estas acciones. Destaca en primer lugar la necesidad de que los órganos de dirección crean en este tipo de estrategias de emprendimiento, de manera que no existan presiones desmesuradas para ver resultados. Esto es algo común cuando la dirección adopta una estrategia novedosa y quiere comprobar los resultados antes de tiempo.

La dirección también tiene que incluir en los planes estratégicos de la compañía las directrices y objetivos de la política de emprendimiento. Y esto se debe hacer a largo plazo, porque es la única manera de que los modelos de emprendimiento calen en los trabajadores y la propia empresa.

Vamos a poner un ejemplo práctico, una pyme que busca fortalecer su negocio online, así como sus canales de distribución, pueden adoptar un modelo de emprendimiento. Esto se consigue mediante trabajadores que utilizan estrategias que se aplican en las start up. Estos perfiles profesionales pueden detectar las necesidades de las empresas, y llevar a cabo acciones para cubrirlas. Si este trabajador se da cuenta de la poca presencia en Internet de la empresa, se encargará de dar popularidad a la página web y a fortalecer el SEO y el SEM para conseguir popularidad.

Este tipo de estrategias la llevan a cabo empresas como Iniciatec, una empresa de diseño web y mantenimiento informatico en Sevilla que desde 2004 se dedica al Servicio Integral de Soluciones TIC,  proyectos de diseño web, trabajos publicitarios, así como al mantenimiento informático online e instalación de redes en Sevilla.

Junto con estas premisas, se debe apostar por diseñar programas a medida de las empresas. De nada sirve llevar a cabo un modelo de emprendimiento sino se tienen claras las características de la empresa, así como qué se busca con el cambio de modelo. Para conseguir estos objetivos se debe contratar a personas con conocimientos experiencia en emprendimiento para poder examinar y valorar qué hace falta cambiar o mejorar.

En resumen, las empresas deben reflexionar sobre el futuro de sus modelos empresariales, y empezar a plantearse modelos de emprendimiento. Estos modelos de emprendimiento permitirán darle un dinamismo y ventajas competitivas a la empresa, lo que se traducirá en beneficios a largo plazo.