La experiencia y el saber hacer son parte fundamental del éxito

La experiencia y el saber hacer son parte fundamental del éxito

Hoy os queremos dar algunas de las claves del éxito empresarial y es que como sabréis, la fórmula de la empresa perfecta no existe, pero si tenemos algunas claves que podemos llevar a cabo para conseguir mantenernos a lo largo de los años y progresar si las circunstancias son las adecuadas. Pero antes de comenzar a pormenorizaros algunos de esos puntos clave, quiero mencionaros uno de los ejemplos más claro de esto que a continuación os relataré y es el de la empresa Aluminios Villafontana, sociedad que desde el año 1986 viene dando lo mejor de sí, lo cual le permite seguir más de treinta años después como un referente del sector del aluminio.

El éxito tal y como os hemos dicho, no hay forma posible de hacerlo llegar a nosotros de una manera concreta por lo que debemos intentar, con los medios que tengamos a nuestra disposición, realizar las cosas de la manera más eficaz posible, es por esto por lo que os vamos a dar una serie de pautas a seguir para tratar de estar más cerca del negocio perfecto.

Comenzaremos por afrontar el reto empresarial con pasión y es que, si lo hacemos por dinero, nunca lo conseguiremos, por lo que debemos divertirnos trabajando en nuestra compañía y con ello, antes o después conseguiremos que los beneficios vayan creciendo puesto que, si transmitimos esa pasión a nuestros clientes, volverán. A pesar de este consejo, nadie ha dicho que el proceso sea fácil por lo que debemos trabajar duro cada día ya que el trabajo constante acaba marcando diferencias respecto a la competencia y buena prueba de ello lo tenemos en la compañía que os hemos puesto de ejemplo ya que con tesón y entrega han conseguido ser un referente en el aluminio creando un amplio catálogo de productos tales como toldos, persianas, mamparas de baño, ventanas y puertas, entre otros.

Os lo acabamos de recordar, debemos intentar ser los mejores en nuestro campo, la excelencia es parte primordial de la consecución del éxito empresarial por lo que tendremos que informarnos cada día de las últimas novedades y ser curiosos, pero eso sí, sin dejar de lado el trabajo, puesto que con mucha lectura y falta de práctica, cojearemos como empresarios.

Un buen empresario asume que debe tomar una serie de riesgos cada poco tiempo en durante su vida y es que, si nos ponemos barreras a nosotros mismos y no somos capaces de salir de nuestra zona de confort, nunca aspiraremos a nada mayor, por lo que debemos vencer a nuestras dudas, a la timidez y al miedo a perder ya que, de lo contrario, siempre seguiremos igual, o peor.

Aportar un valor añadido a lo que hagamos es también de vital importancia, tanto es así que hasta el sector bancario está apostando por esta cuestión puesto que, si hacemos algo útil y realmente bueno, lograremos nuestro objetivo y la gente pagará por ese valor agregado que aportaremos. Una forma muy correcta y sensata de poder generar este añadido es el de escuchar al mercado y es que, si somos capaces de centrarnos en nuestro público objetivo, entender sus necesidades y tener una idea de cómo resolverlas, tendremos ahí abierto un campo de mercado por el que podemos tirar y aportar algo nuevo, diferente y que convenza a la clientela.

Y terminamos estos consejos por uno con el que podríamos decir que hemos comenzado, pero no sería del todo correcto puesto que no se refiere exactamente a lo mismo, hablamos de la perseverancia y es que nada nos va a llegar dado ya el primer día, deberemos afrontar por el camino infinidad de obstáculos, momentos duros y difíciles e incluso fracasos, pero con perseverancia, al final todo llega por lo que no debemos dejarnos vencer ante las adversidades y trataremos de sacar cada día fuerzas para hacer que nuestro negocio, al igual que Aluminios Villafontana, se convierta en un caso de éxito.

La tecnología y la I+D+I, partes fundamentales del éxito

Además de los puntos clave que pueden ayudar a hacer un negocio de éxito, existen otros factores que no debemos dejar de lado puesto que hoy en día forma parte fundamental de nuestra sociedad. Hablamos de la investigación, el desarrollo y la innovación que, de la mano de la tecnología pueden hacernos de la noche a la mañana un gran caso de éxito y es que, si os paráis a pensar, grandes empresas tecnológicas que existen hoy en día y gracias a las cuales sus fundadores se han hecho millonarios, hace apenas diez años no existían ni se les esperaba. Aplicaciones como Whatsapp, plataformas de vídeo como Netflix o incluso los smartphones son inventos sin los que hoy no podríamos prácticamente vivir pero que hace diez años nadie conocía porque todavía no se habían inventado, por lo que estar a la vanguardia de la técnica es algo fundamental para avanzar con paso firme y decidido hacia un futuro mejor.