La lencería sexy, la más demandada hoy

La lencería sexy, la más demandada hoy

La lencería sexi, las bragas y sujetadores provocativos, seductores, de encaje o transparentes,  los estampados de leopardo, los mini tamaños que poco dejan a la imaginación, los pijamitas diminutos, los bikinis de escándalo los coquetos tops, medias, ligas, portaligas, push-ups… Estas prendas se han convertido en el tipo de prenda interior más demandada por las mujeres en la actualidad, que poco o nada tienen que ver con la braga-faja de nuestras abuelas.

El grado de sofisticación y atrevimiento de estas seductoras vestimentas es inversamente proporcional a la edad de la mujer, es decir, las adolescentes y las mujeres más jóvenes son las más atrevidas en cuestión de ropa interior provocativa, mientras que las mujeres de mediana edad, a menudo optan por un tipo de prenda más convencional.

Lo que es un hecho es que a las adolescentes les sobra la tela, cuanta menos, mejor. Todo en ellas se reduce a la más mínima expresión, sus faldas, camisetas, shorts y, como no,  sus braguitas y sus sujetadores, sus tangas, sus tops, sus picardías, sus bragas brasileñas…

La ropa interior, que en tiempos era sinónimo de comodidad, ha pasado ser una de las prendas más demandadas por el público femenino de entre 18 y 50 años. Los grandes diseñadores cada vez prestan más atención a la ropa interior, en línea con las últimas tendencias. La ropa interior ha evolucionado tanto, que hasta podría usarse para salir a la calle.

Siempre ha sido un negocio seguro y la  mayoría de empresas de este sector suelen tener bastante éxito. Actualmente, la lencería mueve millones de euros en Europa y vender lencería fina, ya sea en tienda física o virtual, se ha convertido en uno de los negocios que existen hoy en día. Es, por tanto, el negocio de la ropa interior una excelente manera de generar dinero, y además, no es necesario ningún tipo de preparación ni experiencia en el sector.

Lencería Paqui es una tienda de lencería, para mujer y para hombre, que cuenta con una gran gama de productos íntimos de la mejor calidad y al mejor precio, por ejemplo, son especialistas en sujetadores reductores. En esta lencería, especializada en copas, se pueden encontrar productos de las mejores marcas y para todas las edades, desde los más clásicos a los más atrevidos. Aunque nació como tienda física, y en la actualidad tienen tiendas en Leganés y Alcorcón, también ofrecen la posibilidad de realizar los pedidos online.

Evolución de la lencería femenina a lo largo de la historia

La historia de la ropa interior tiene su origen en Grecia y Roma, cuando las mujeres empezaron a usar unas telas para taparse sus partes íntimas. Posteriormente nacieron los corsés con el objetivo de acoplarse al cuerpo de la mujer y así darle forma, y ya a partir del siglo XIX, la lencería comienza a aparecer una amplia gama de artículos íntimos femeninos con funciones diferentes, enaguas, encajes, cubrecorsés… El primer sujetador nace en 1914, y lo que en principio empezó tendiendo una sentido meramente funcional, ha evolucionado vertiginosamente, hasta convertirse en uno de los artículos más sexis y demandados por el público femenino. Esta evolución va unida a la mayor libertad, que poco a poco, va consiguiendo la mujer.

La ropa interior del siglo XXI, pretende ser cómoda y sensual, sofisticada y elegante. Se trata de una lencería en constante evolución y unida a las últimas tendencias. Las mujeres de hoy visten igual por dentro que por fuera, colores, estilos, estampados…La finalidad última de la lencería consiste en ensalzar el cuerpo de la mujer, lejos queda aquella pretensión greco-romana y que se extiende hasta ya entrado el siglo xx, de cubrirlo o taparlo como si de algo vergonzoso se tratase.