Andalucía apuesta por la industria

Andalucía apuesta por la industria

11 noviembre, 2021

Un negocio no crece si no dispone de espacio. En el momento en el que nos encontramos, parece que todo lo que tiene que ver con reducir espacios de oficinas para trasladar a todo el mundo a casa a trabajar proporciona un ahorro que a las empresas les viene bien. Esa hipótesis es total y absolutamente cierta. Pero una entidad, especialmente si es de corte industrial, necesita espacios, necesita metros cuadrados en los que levantar sus fábricas o sus instalaciones logísticas. Sin esto, es totalmente imposible que un negocio de este tipo pueda prosperar.

Los espacios no deben ser considerados como un gasto de dinero, sino como una inversión, y sobre todo ahora que la logística ha ganado un impulso muy grande como consecuencia del desarrollo del comercio electrónico en lugares como Europa o Norteamérica, entre otros. Desde luego, está clara una cosa: quien invierte en espacios, obtiene una rentabilidad por cada uno de los metros cuadrados que compra o alquila. Es una constante que se viene repitiendo en los últimos años y que no nos cabe duda de que va a seguir siendo tan real como la vida misma en el futuro inmediato.

En España, hay una zona que, de momento, parece estar ganándole la partida a las demás. Se trata de Cataluña, que según indicaba la noticia que os vamos a enlazar a continuación y que pertenece al diario El Español, era la líder en polígonos industriales en toda España. En concreto, la comunidad dispone de más de 1.400 espacios en los que se ubican nada más y nada menos que 44.000 empresas. Es algo que, desde luego, merece la pena resaltar porque marca el camino a seguir para el resto de nuestro país. De hecho, son muchas las comunidades que intentan imitar el modelo catalán para atraer empresas y levantar polígonos.

Una de las comunidades autónomas que mejor viene trabajando en lo que respecta a la construcción de naves industriales en España es Andalucía, lo cual explica el crecimiento económico que ha vivido la zona desde el final de la crisis económica surgida en 2008. Los profesionales de Ingenieros Durhi están siendo testigos en primera persona de ese trabajo puesto que nos trasladan que han sido decenas y decenas de proyectos de construcción de naves industriales en los que han tomado parte en las provincias de Sevilla y Málaga en el último lustro.

Poco a poco, y gracias a este tipo de proyectos, el desarrollo económico de una zona que ha estado tan castigada a lo largo de la historia como lo es Andalucía se va convirtiendo en una realidad. Y no es para menos. Si una cosa tienen en dicha región es suelo. Y ese suelo está siendo perfectamente empleado en generar naves industriales, que es sinónimo de empleo y de dinero. Ni que decir tiene que esta es la lógica (construir para luego generar trabajo y que ese trabajo genere, a fin de cuentas, desarrollo en las diferentes zonas) que ha imperado en lugares como Cataluña.

Un proyecto para el que deben tenerse muy en cuenta a las grandes empresas

Todas las empresas son importantes para el desarrollo económico de un lugar, eso vaya por delante. Pero es cierto que las grandes empresas son las que más pueden contribuir a que se desarrolle una zona industrial. Son ellas las que gestionan volúmenes grandes de producción y de mercancía y las que, por ende, pueden poner las bases de la cimentación económica de un lugar. Esta es, desde luego, una de las mejores maneras de comenzar a cambiar las cosas en algunas zonas de nuestro país. De hecho, el ejemplo de Amazon, que está alquilando naves en infinidad de pueblos y ciudades en España, está contribuyendo a mejorar la situación económica en muchas de esas zonas.

Otro de los grandes ejemplos de la importancia de las grandes empresas es el que nos desvela una noticia del diario La Vanguardia que también podréis encontrar enlazada en este párrafo. En concreto, eran ellas las que estaban impulsando el interés por el suelo industrial en la Comunidad Valenciana, que es otra de las regiones que mejor se ha recuperado de los años tan difíciles que hemos tenido desde el punto de vista económico.

La industria es una de las claves de la potencia de una nación. Alemania, que fue derrotada en dos guerras mundiales pero que se recuperó de una manera tremendamente rápida después de cada una de ellas, es una de las mejores maneras que tenemos de comprobarlo. Y también supieron sobrevivir realmente bien cuando se mantuvo separada por el Muro de Berlín. Su secreto no es otro que la industria. Nosotros tenemos la nuestra, que de momento es más pequeña pero que parece estar despertando en los últimos años. Ojalá que se constituya como una de las más grandes de Europa. Eso solo nos deparará buenas noticias.