Andandito, el camino hacia el éxito

25 noviembre, 2015

Alguien imagina un negocio en algún lugar del mundo. Ha visto que hay una especie de vacío en algún sector que él (o ella) podría llenar con su trabajo y se decide a hacerlo. Pongamos que hablo de Arganda del Rey. Una tarde cualquiera, por ejemplo, en la que la cabeza está dando vueltas, piensa en que cuando tenía un bebé o sus niños eran pequeños le costaba mucho encontrarles ropa a buen precio, sobre todo los zapatos. Entonces, la bombilla se enciende y piensa en abrir una tienda como esta de zapatos de niño, que además tenga establecimiento online, con el fin de instalarse en el negocio y ofrecer un servicio atento y personalizado a los clientes de la zona, en la que parecen escasear este tipo de comercios, pero también de extender su producto hacia otras localidades mediante envíos postales e instaurando el negocio online de venta de zapatos.

Esta historia puede sonar de mil formas: rocambolesca, muy naif, ingenuo, inocente, directamente no creíble, etc., pero lo cierto es que, en la mayoría de ocasiones, las grandes ideas surgen en momentos como este. Alguien piensa que falta algo y, en ese momento, su mente tiene la idea de ocupar ese vacío a base de esfuerzo, trabajo y dedicación. Todos los grandes negocios han comenzado de alguna forma y esta es otra de tantas posibilidades. Ocupar un nicho de mercado, además, ofrece una ventaja: la de llegar a un público objetivo que, probablemente, sienta que sus necesidades no estaban copadas hasta ese momento por ninguna otra compañía, establecimiento o comercio. Y eso implica, además del propio negocio como tal, una serie de conexiones que van más allá de lo puro mercantil.

¿Podría ser el caso de Andandito uno de estos casos de éxito? Sin duda. La empresa, situada en la localidad madrileña de Arganda del Rey ofrece su catálogo de moda especializado en la zapatería infantil. Si ya es difícil encontrar una tienda especializada únicamente en moda infantil (monos, vestidos, pequeños jerséis, etc.), imagínese lo mismo, pero solo de zapatos y complementos. Pero, precisamente, en la focalización radica parte del éxito. La especialización es un grado, ya que cuando buscamos algo muy concreto sabemos que acudir a los expertos garantiza un nivel de éxito en la compra superior. Por otra parte, la calidad de una tienda especializada tiene que ser la mejor. No valen medias tintas. Si una tienda está especializada en algo, seguramente su producto haya sido sometido a análisis y testeos previos para garantizar que el escaparate esté lleno con los mejores productos posibles. La calidad en estos casos no es algo negociable.

No obstante, al hablar de una especialización tan grande, el lector puede incurrir en pensar que el catálogo no podría ser demasiado amplio. Error. La variedad de modelos y el rango de edades que trabaja este comercio son amplios. Zapatos para bebé, manoletinas, botas o zapatillas combinar con vestidos y otras prendas o zapatillas de deporte o mocasines para que los pies de los más pequeños luzcan acordes a cada una de las ocasiones señaladas. Con solo echar un vistazo al escaparate online, el cliente borrará esa posible primera impresión de que la variedad no puede ser muy elevada al tratarse de un mercado tan reducido.

Por su parte, una de las claves del éxito comercial de cualquier idea en la actualidad es internet. Saberse mover en la red es primordial para cualquier negocio, pero si hablamos de una tienda, quizás este hándicap sea mayor. Hoy en día quien no vende en internet, no vende. La frase suena drástica, quizás más de lo que en realidad es. Pero es cierto que la venta online se ha convertido en un desahogo importante para los comercios. Muchos de ellos, que históricamente ha vendido sus productos en su lugar de origen, han incorporado la venta online a sus actividades cotidianas. Andandito es un ejemplo de que así el balance a final de año se equilibra y lo que no se vende por un lado se hace por el otro. Es cierto que la crisis ha llevado las ventas a niveles bajos, pero las posibilidades de internet se abren ante mercados llenos de ideas, ganas y productos hechos con gusto y calidad.

Deja un comentario