Consigue ahorrar en energía en tu granja

Consigue ahorrar en energía en tu granja

Para mejorar la rentabilidad de las explotaciones, además de intentar incrementar y maximizar los ingresos, también se pueden aumentar los beneficios, disminuyendo los costes, siendo uno de los gastos más importantes en las granjas, los energéticos.

El incremento de la mecanización y automatización de las granjas conlleva también a un incremento en el consumo eléctrico. Por ejemplo, un robot de ordeño consume el triple que una sala, tomando en cuenta las importantes diferencias que hay dentro de estas, como por ejemplo que una sala rotativa consume cinco veces lo que consume una sala en forma de espina. Teniendo presente también que el robot no necesita de un término de potencia tan elevado como el que precisa la sala.

Por ejemplo, primero que nada es muy importante tener una buena climatización en los edificios ganaderos y avícolas. Además que debemos contar también con un buen aislante que evite pérdidas de energía, ya que una buena climatización tiene que ser compatible con una mejora de la eficiencia energética.

Factores a tener en cuenta para el ahorro de energía

Se puede lograr reducir la emisión de contaminación y la dependencia de la energía, según la construcción de la granja, la ventilación, calefacción, etc. obteniendo mejores resultados energéticos en nuestras instalaciones. Para esto, debemos tener en cuenta una serie de factores que afectarán al edificio interna y externamente de forma que podamos conseguir el ahorro de energía, los cuales son:

  • Las cualidades de la zona geográfica en la que se encuentra la granja
  • Las condiciones climatológicas de la región
  • El interior de las instalaciones. Ya que dependiendo de la edad, el tipo de ganado, y su estado, la parte interna de la granja, esta tendrá unas necesidades u otras.
  • Un buen sistema de aislamiento en combinación con los sistemas de calefacción y refrigeración que se usan para controlar la temperatura interior en las instalaciones ganaderas para conseguir una condición óptima para el animal.
  • Debemos tomar en cuenta también que nuestras granjas tienen que contar con un buen sistema de cerramiento, de otro modo estaremos perdiendo energía. En otras palabras, hay que considerar la transmisión de calor a través de los cerramientos. Así como tener en cuenta el calor producido por los propios animales y la necesidad de calentar o enfriar el aire ventilado.
  • Por último, tenemos que considerar que en las instalaciones ganaderas en las que haya buenos sistemas de aislamiento, la climatización resultará mejor porque el cambio de calor con el exterior a través de los cerramientos será mínimo.

Medidas para ahorrar energía

Como ya hemos comentado, lo recomendable para ahorrar energía en nuestras instalaciones se basa en combinar la construcción con los equipamientos de las granjas. Es decir, los materiales con los que se ha construido, los aislamientos, la ventilación, la climatización, y la iluminación. De forma que podamos garantizar el buen funcionamiento de estos elementos, evitando el derrochar energía.

Los aislamientos y la ventilación son importantes para mejorar la eficiencia energética de las explotaciones. También la orientación de las naves, su diseño y la ubicación de los distintos elementos, algo que muchas veces no se tiene en cuenta a la hora de construir un establo.

Bonanza Motors, distribuidores de motores y generadores para industrias, granjas y para agricultura, nos explican estas medidas:

  • Aísla de forma adecuada tus edificios

Una nave bien aislada nos ayudara a reducir las pérdidas de calor en tiempo frío y reducir las ganancias de calor en época calurosa, optimizando el rendimiento de las instalaciones de climatización. Al mejorar la calidad del ambiente interior, los sistemas de climatización comienzan a funcionar con un régimen moderado, reduciendo el gasto energético y alargando la vida útil de estos aparatos.

  • Regula correctamente los equipos de climatización

Se trata de ajustar los caudales mínimos de renovación del aire para evitar el derroche de energía a través de la ventilación.

  • Instala una iluminación eficiente

La gestión de la iluminación hará que podamos ahorrar más o menos energía y sucede que en las instalaciones ganaderas es necesario instalar una potencia luminosa considerable. Sin embargo, los sistemas de iluminación de alta eficacia energética permiten reducir de forma considerable el consumo de energía y para conseguir este tipo de luz, es necesario desechar las lámparas incandescentes y emplear una iluminación basada en tubos fluorescentes o lámparas fluorescentes electrónicas de bajo consumo. Esto porque este tipo de lámparas consumen mucha menos electricidad que las lámparas candescentes, y su instalación nos proporcionará más ahorro energético.

Además, si nuestra granja dispone de un buen sistema de iluminación, nos permitirá reducir el consumo de electricidad de nuestra instalación. Para mejorar este sistema hay que tener en cuenta una serie de propuestas, como la evaluación del sistema de iluminación que se emplea actualmente en nuestra granja, garantizar un nivel de iluminación adecuado, instalar reguladores de luz que varían la intensidad lumínica, instalar programadores de iluminación que garanticen su uso de manera adecuada e instalar detectores de movimiento para iluminar accesos a las naves y lugares que no necesiten una iluminación permanentes.

  • Cuida la estanqueidad de las naves

Se necesita conseguir una buena estanqueidad, para que a su vez se pueda conseguir un confort óptimo para los animales. Además, si una granja nave ganadera no cuenta con buena estanqueidad, podrá poner en peligro el confort térmico de los animales, ya que producen corrientes de aire que impiden conseguir la temperatura suficiente en los periodos de arranque del ganado.

En este caso, se recomienda utilizar juntas elásticas en las uniones, sellar con látex o espuma las juntas de las ventanas y puertas, instalar persianas aisladas, y supervisar las uniones entre los cerramientos verticales y soleras.

  • Pon cuidado en la distribución de las aves

Evita las zonas muertas donde la renovación del aire es limitada. Si el aire no se mezcla bien por toda la nave habrá distintas temperaturas en la misma. Los choques térmicos pueden causar estrés a los animales, y pueden llegar a enfermar con la correspondiente pérdida para la granja.

  • Revisa y haz mantenimiento a los equipos

Revisar de manera periódica los motores, máquinas y demás elementos que forman parte de los sistemas de climatización es una de las medidas que permitirá controlar el funcionamiento de los dispositivos y garantizará un rendimiento óptimo en el consumo energético, ya que nos proporcionará fiabilidad y eficiencia.

Por esto, es recomendable incorporar un plan de mantenimiento en el que se incluya el seguimiento del calendario de inspección, la lectura del modo de empleo y las recomendaciones de los aparatos, la limpieza de dichos aparatos de polvo, pelos, etc. acumulados y las medidas de protección de los motores cuando no se emplean durante largos periodos de tiempo.

  • Coloca barreras vegetales cortavientos

Estas barreras facilitan la integración de las naves en el medio natural y la gestión de la ventilación en naves con ventilación natural y las granjas que están menos expuestas a los vientos, lo que ayuda reducir las pérdidas energéticas por ventilación y los posibles daños debido a la acción del viento sobre las superficies exteriores.

  • Prueba los intercambiadores de calor

Otra medida importante que hay que tomar en cuenta es que en las naves avícolas se necesita una correcta ventilación y aquí entran en juego los intercambiadores. Estos aprovechan el calor saliente, ahorran en calefacción y dejan salir la humedad al exterior, contribuyendo así al bienestar de las aves y a la mejora en su producción, representando una muy buena solución para el ahorro de energía.

  • Apuesta por la energía renovable

La energía fotovoltaica en base a paneles es más barata que la electricidad que viene directamente de la red. De hecho, se estima que el ahorro puede llegar al 30% de la factura mensual.

  • Incluye tecnología LED

Las bombillas LED también son añadidos muy económicos, incluso mucho más que las bombillas tradicionales de 40 watt. La diferencia está en que aunque el precio de la bombilla es más elevado, estas son más duraderas y su luz cálida favorece el descargo de estrés en las aves.

  • Utiliza agua de la naturaleza

Pon depósitos con bidones o aljibes, y sírvete del agua de la lluvia para la limpieza de la granja.

Otra medida para reducir en el gasto de agua, es con un sistema de precalentamiento del agua con el calor generado en el proceso de enfriamiento de la leche (intercambiadores y recuperadores de calor), la instalación de captadores solares térmicos permite bajar este consumo eléctrico un 20%.

  • Uso de placas solares térmicas

En las explotaciones que precisan climatización, como es el caso de las granjas de pollos, pavos y cerdos, las placas solares térmicas servirían también para climatización pero ofreciendo un sistema de apoyo a mayores, porque normalmente los captadores solares no dan para cubrir el 100% del consumo.

  • Uso de paneles solares fotovoltaícos

Por su parte, la explotación de vacuno de leche, más que demandar energía térmica,  lo que más demanda es energía eléctrica. Por lo que el aprovechamiento eléctrico de la radiación solar por medio del efecto fotovoltaico de paneles o módulos hechos con silicio es cada vez más una realidad en las explotaciones.