Emprender con una panadería artesana

Emprender con una panadería artesana

El pan artesano está de moda y este hecho ha conseguido dar vida a un sector, que de un tiempo a esta parte estaba notando un claro descenso de su volumen de ventas. El consumo de pan artesano, había descendido, pero hoy, se trata de dar la vuelta a esta situación, y las marcas especializadas en panes precocidos congelados apuestan por las líneas que imitan a la panadería artesana.

España, ha dejado de situarse a la cola en cuanto a fabricación de panes artesanos se refiere, y en la actualidad, son muchos los jóvenes que han decidido aprender el oficio de panadero a fin de poder abrir una tienda con obrador propio. Este es el caso de Javier Marca, un diseñador gráfico que tras cursar estudios de panadería, abrió su propia panadería en Madrid, Panic, que cuenta con un obrador que fabrica 500 kg de pan al día, da trabajo a 8 personas y llega a facturar alrededor de 500.000 euros. Otros muchos jóvenes han seguido el ejemplo de Javier y hoy, tienen su propio negocio en diferentes partes del planeta.

La panadería tradicional ha vuelto, y esta vez para quedarse. Si estás pensando en emprender con un negocio propio, puede que esta sea la oportunidad que estabas buscando. Porque la maquinaria de hoy, está pensada para cocer panes congelados, elaborados a partir de recetas totalmente tradicionales, en un espacio de tiempo muy corto. De esta forma, es posible ofrecer al consumidor o consumidora, una amplia y variada gama de productos distintos.

Panadería industrial a medida, el secreto del éxito

Innovación, eficiencia, garantía y calidad. Esto va a marcar la diferencias entre los diferentes despachos de pan que existen en la actualidad y en los que están por abrir. Es por esto, fundamental, contar con maquinaria de panadería y pastelería industrial a fin de ofrecer las mejores soluciones a todas aquellas personas que pretenden emprender o desarrollar una actividad especializada en pan artesano y pastelería. En este sentido destaca Maquinaria Muñoz y Muñoz, con más de 30 años al servicio de sus clientes, lo que les ha convertido a día de hoy en una empresa líder en el sector a nivel nacional. Aquí son fabricantes de maquinaria para panadería y su trayectoria y proyectos realizados han hecho que sus clientes sean sus mejores avales.

Diseñan y fabrican máquinas de panadería industrial a medida, por lo que siempre consiguen que sus equipos se adapten a las necesidades de todos y cada uno de sus clientes y clientas. Entre su amplia gama de máquinas de panadería y pastelería cuentan con maquinaria para el liado artesano de moñas, cortadoras, escudilladoras, máquinas para formación de bolas de coco, panayet, etc…

Gracias a la avanzada tecnología de sus equipos de panadería industrial, es posible elaborar grandes cantidades de pan en muy poco tiempo y también a demanda del consumidor o consumidora. Nunca hacer pan artesano había sido tan fácil.

Además, su servicio de venta de maquinaria de pastelería cuenta con un departamento especializado que podrá asesorar y resolver todas y cada una de las dudas de todos aquellos que así lo deseen.

La importancia del asesoramiento

A la hora de iniciar un negocio de panadería o pastelería es importante disponer de asesoramiento especializado por parte del sector de la maquinaria para pastelería o panadería, un negocio donde higiene es esencial para mostrar correctamente los productos y atender a la clientela, por muy numerosa que sea. Por eso, es crucial invertir en maquinaria para un negocio de panadería o pastelería y adquirirla en una empresa con amplia experiencia en el sector.

Hay que tener en cuenta que una panadería es una empresa que elabora o comercializa alimentos para el consumo de las personas, y no siempre son consumidos en el momento. Esto hace necesario su conservación en perfectas condiciones de salubridad e higiene, desde la exposición, hasta el momento de su venta.

Las vitrinas neutras para guardar los productos, son la mejor opción para conservar el pan, ya que ha de ser conservado a temperatura ambiente. En el caso de los pasteles, que exigen la conservación en frío, lo ideal son los armarios refrigerados y vitrinas expositoras refrigeradas. Estas máquinas pueden ser usadas tanto por el personal del establecimiento como por los clientes y clientas. Su uso intensivo exige comprobar la temperatura de las mismas de manera regular.