Clínica dental franquiciadal: ¿Es rentable?

Clínica dental franquiciadal: ¿Es rentable?

12 mayo, 2017

Siempre me ha interesado mucho el mundo de las franquicias. Me ha parecido que es la forma más sencilla (dentro de lo peligroso que es emprender) de montar un negocio. Estás avalado por una marca y siempre tendrás un pequeño paraguas, ya que si eres tú solo el que sales a la calle en un día de lluvia, te puedes calar entero. Por eso, me gustaría hacer un análisis sobre las posibilidades de tener una franquicia de clínica dental.

Elijo este sector porque yo siempre voy a Dental Morante, clínica dental situada en Madrid con más de 30 años de experiencia y con grandes profesionales. Y cuando salgo de allí, siempre digo, “este es el modelo de negocio que yo quiero”. No es la primera vez que a uno de los dueños se lo he dicho. “Me gustaría tener una franquicia de ellos”. Pero…¿realmente es útil? Pues vamos a intentar responder a esta pregunta, y a alguna más que seguro que os viene a la cabeza.

Análisis

He analizado que las franquicias de clínicas dentales suelen ser locales a pie de calle, que se enfocan a un mercado cada vez mayor, ya que el sector de clínicas dentales está viviendo una continua evolución tecnológica que ha propiciado tratamientos más accesibles para los clientes. No es extraño ver ahora a personas con 50 años que usan brakets o que se han puesto implantes. Antes se pensaba que era solo para los niños, pero ahora ni mucho menos. Todos queremos estar guapos. Eso sí, también se les exige muchos requisitos, ya que los dentistas privados se han quejado.

Una franquicia tiene que ofrecer constantemente un soporte en propuestas y tecnología de vanguardia en las que se basan para poder proporcionar a sus pacientes resultados óptimos no solo en el diagnóstico, sino también en el tratamiento que precisan y su mantenimiento. Este sector está en constante progreso, y no te puedes quedar atrás porque en seguida los clientes se dan cuenta.

Ser exclusivos

Tienes que tener productos exclusivos, brindar los más avanzados tratamientos a los usuarios, la última tecnología en el diagnóstico, así como para la planificación de los tratamientos; sin olvidarnos de un servicio de mantenimiento constante con el fin de que tus pacientes y sus familiares vean multiplicadas las opciones de atención; y en el sistema de información y comunicación a los pacientes. En definitiva, ser unos grandes profesionales. Por lo tanto, hay que rodearse de buenos trabajadores en todas las parcelas. De esos que saben exactamente qué necesitan los pacientes y las soluciones que requieren. Así evitaremos denuncias de nuestros clientes.

Ahora bien, para aquellos emprendedores que, como yo, quieran entrar a formar parte de una de las franquicias de clínicas dentales que operan en España es deberán realizar una importante inversión.

A manera de conclusión, las franquicias de clínicas dentales tienen una importante cuota de negocio y un target muy amplio por lo que se convierten en una gran oportunidad de negocio, pero también una fuerte inversión, por lo que hay que estar seguro ,y sobre todo, asesorarte muy bien.

¿Qué te ha parecido? ¿Crees que ves futuro a una franquicia de clínica dental?