La especialización en el sector del plástico

La especialización en el sector del plástico

El plástico parece que esta de moda y aparece en muchos temas de conversación. Las empresas que llevan años dedicándose a la fabricación y diseño de envases de plástico como Pérez Linares, han visto como el sector vive un momento de cambios, donde la ecología y las composiciones han ido sufriendo modificaciones y que hace que el propio mercado exija que las empresas estén siempre a la última.

Ellos un claro ejemplo de la especialización en cuanto al plástico, donde no solo fabrican, también hacen el diseño de los envases plástico de todo tipo. Los clásicos, tapones, cierres, tarros, garrafas o botellas.

Igualmente, están especializados en envases de rosca de varias clases, dosificadores y pulverizadores, pudiendo personalizar los envases de plástico dependiendo de las necesidades que puedan tener los clientes.

Las botellas de plástico, uno de los productos estrella del sector

Como es lógico, los productos que tienen mayor popularidad son las botellas de plástico, algo que hace que alberguen la duda sobre qué botellas de plástico se tienen que rellenar. Se decía que el agua o los refrescos no se tenían que rellenar eternamente, pues no se habían diseñado para ello.

El caso es que es cierto, pues las botellas de agua de plástico, no se puede rellenar no son de lo más seguras para nuestra salud. Todo esto vale para poder comentar que las botellas realizadas en plástico si que las podemos rellenar.

¿Sabes qué botellas de plástico son las que pueden ser rellenadas?

Tanto las botellas de agua como las de refresco tienen una identificación en su base con el número 1, donde en la composición se dicen que están compuestas de PET y con un diseño concreto para un único uso, pues hablamos de un material realizado en plástico que no tiene mucha resistencia y se dobla y raya de forma sencilla.

Las grietas o diversas alteraciones hacen que se desprenda del plástico el antimonio y otro tipo de sustancia, todas ellas en un reducido porcentaje, que no pueden dañar a nuestro cuerpo. Uno de los problemas que tiene el relleno de las botellas es que, en cuanto se abren pueden entrar múltiples microorganismos.

Consejos de la Organización Mundial de la Salud, a la hora de reutilizar las botellas PET de plástico

  • No se debe proceder al relleno de la botella demasiadas veces
  • No tiene que introducirse en estas botellas, las bebidas que puedan provenir de otros orígenes
  • Debe evitarse el calentamiento o exposición a las altas temperaturas
  • Las botellas se tienen que lavar antes de proceder a su relleno
  • No se comparten las botellas

Debemos hablar de otros envases como los 3 PVC, que no recomiendan tampoco los expertos, y otros como 6 PS y 7.

El caso es que los envases más seguros a la hora de reutilizarse son los que tienen en la base los números 4LDPE y 5 PP. Uno de los problemas es que la utilización comercial cuenta con más escasez por los elevados costes a la hora de fabricarlos. Conviene saber que de estos dos tipos, los que son considerados como más seguros son los que tienen el número 5.

Las botellas identificadas con este número las podemos distinguir por tener un plástico más duro y por la posibilidad de que puedan lavarse con el lavavajillas, ya que pueden resistir temperaturas realmente altas sin cambios en su estructura.

Las botellas que pueden llevarse al parque

El uso del plástico ha sufrido tantas modificaciones en el campo de las botellas, que se hace complicado saber las que tenemos que llevar a un parque. Vamos a aclarar esto, pues deben ser botellas fabricadas de acero inoxidable, las de vidrio que no sean de crista y las que son de agua y se venden en las tiendas.

Eso sí, no debemos abusar de ellas, para que así no se produzcan deformaciones, grietas, etc. Hay que tener claro que las botellas que contienen agua mineral no se pueden rellenar.

Las botellas deben ser siempre lavadas antes de proceder a rellenarlas, puesto que, de no hacerlo, lo que estamos haciendo es crear un sitio idóneo para que aparezcan las bacterias.

Podríamos decir que las botellas fabricadas en plástico tienen que contar siempre con una calidad óptima para que así se puedan mantener en el mejor de los estados los líquidos, lo que hasta hace poco tiempo no solía tener en mente y que es muy importante. Por todo ello, la confianza en las empresas fabricantes debe ser primordial.

El sector del plástico sufre grandes cambios y está previsto que incluso haya más en el futuro, por lo que conviene estar informado de todos estos temas, nuestra salud está en juego.