La importancia de la imagen corporativa

La importancia de la imagen corporativa

22 octubre, 2018

La imagen corporativa es uno de los conceptos más importante cuando tú decides poner en marcha una empresa. La imagen corporativa es el reflejo de cómo es una compañía, de su personalidad, refleja toda una serie de valores y emociones con los que el cliente se siente identificado. El famoso dicho de “la cara es el espejo del alma”, pues en este caso podría ser “la imagen corporativa es el espejo de lo que es tu empresa”.

Hoy en día una compañía no debe solo pensar en vender producto y cuanto más mejor. Hay que ir mucho más allá, ofreciendo a los consumidores auténticas experiencias, difíciles de olvidar, logrando así el boca a boca, el hacerse imprescindibles y, sobretodo, marcas cuyo consumo sea un orgullo. Que sientan esa marca como algo suyo, que la introduzcan en su vida. Que solo con ver el icono ya se sepa que se imagen ofrece confianza, calidad, etc. Y para ello es esencial crear una imagen corporativa.

Lo mejor es contratar a una empresa como Niko & Klaus para que te cree una imagen rompedora. Una imagen desde tus valores, creando el diseño de tu imagen corporativa, creando tu marca dotándola de contenido. Adaptan tu imagen corporativa a tus soportes de comunicación tanto para exterior como interior, desde ella, pueden realizar tu papelería corporativa, catálogos y vídeos corporativos y su aplicación a internet. Además para la correcta aplicación de tu imagen corporativa diseñan tu manual de identidad corporativa, para conseguir un equilibrio entre tus propuestas y tu referencia.

Cuidar la imagen

Es de vital importancia cuidar la imagen corporativa, ya que incrementa conforme pasa el tiempo, puesto que son cada vez más empresas que compiten en un mercado limitado. Además, la innovación da pie a que las empresas apuesten por productos mucho más transgresores y disruptivos, por lo que los conformismos y la pasividad empresarial no valen actualmente.

A través de la imagen corporativa, se consigue que nuestros clientes o nuestro público objetivo se sienta identificado con los valores y filosofía de nuestra compañía. Además, el porcentaje de fidelización incrementa sobremanera, puesto que la marca está al tanto en todo momento de cuáles son las necesidades y expectativas de su público objetivo. Otra de las cuestiones por las que es importante la imagen corporativa es porque dota de coherencia visual a la marca, es decir, hay una homogeneidad y una relación entre todos y cada uno de sus elementos, a nivel gráfico como de comportamiento y comunicación. Por tanto, los productos y servicios de la compañía son fácilmente identificables. Piensa, por ejemplo, en los productos de Apple. Al margen de llevar el logo, son productos que identificamos con un simple vistazo.

Diferente de lo que muchos creen, la Imagen Corporativa está muy lejos de ser sólo el “logo”. El término imagen se refiere a la “imagen mental” que se crea en la psique del individuo acerca de nuestra propuesta comercial, contrasta con la “identidad corporativa” que es lo que realmente somos. La Imagen corporativa es básicamente: “Cómo queremos ser percibidos por el público”; en tanto estamos ya tocando temas de psicología social, nos vamos dando cuenta de que la construcción de la imagen corporativa va mucho más allá del diseño gráfico: necesitamos echar mano de una serie de conocimientos para construir herramientas de lenguaje que nos ayuden a “implantar” esa imagen en la mente del consumidor.

Quizás este sea uno de los principales problemas a los que se enfrentan los emprendedores; una sociedad que avanza demasiado deprisa junto a unos mercados acelerados a los que seguirle el pulso parece una tarea casi imposible. Pero sin duda, si quieres hacerte un hueco en el corazón de tus clientes, lo primero es crear tu imagen corporativa.

Beneficios

  •     Fidelización de tu cartera de clientes.
  •     Credibilidad ante el consumidor y tus proveedores.
  •     Exposición positiva de cara al exterior.
  •     Diferente ante tu competencia.
  •     Captación de nuevos clientes.
  •     Vinculado con valores de la mayor compromiso y profesionalismo.

La imagen que tienen los consumidores sobre las empresas es uno de los factores que más influyen en la decisión de compra de los consumidores. Por ello, hay que construir la imagen de marca poco a poco, para que nuestros clientes tengan buenas opiniones sobre nuestros productos y marcas.