Los sistemas de calefacción por aerotermia

Los sistemas de calefacción por aerotermia

16 septiembre, 2020

Los sistemas de calefacción por aerotermia proporcionan un gran ahorro y confort como nos aseguran desde Eficiencia-V. Las exigencias en este campo aumentan cada año y por eso debemos conocer bien las posibilidades existentes para elegir en consecuencia.

Conociendo más sobre la aerotermia

La climatización mediante bombas de calor aerotérmicas es una solución de gran eficiencia, confortable y económica cuando se quiere climatizar todo tipo de edificio, utilizando energía renovable, lo que ayuda a una mayor sostenibilidad. Podemos tener además la alternativa de contar con calor y frío con el mayor equipo, donde vamos a poder tener un gran confort en todo momento, pues la regulación es sencilla.

En qué consiste la aerotermia

Hay que saber que la aerotermia es un sistema de climatización renovable en el que se utiliza como equipo fundamental la bomba de calor, que se le llama aerotérmica. En este equipo se extrae la energía del aire exterior para poder climatizar el equipo en el que se haya instalado.

Si queremos profundizar, se puede decir que a la hora de funcionar todo se basa en una bomba de calor que de las tipo aire-agua que se encarga de ir extrayendo la energía del aire exterior, utilizando la energía eléctrica, y pasando a ser transferida al circuito de agua o del aire del propio edificio.

Cuando abordamos el sistema de agua, hay que saber que va a estar conectado con los sistemas de climatización del propio edificio, como pueden ser los radiadores, lo que le da una gran flexibilidad a la hora de ser instalarlo o utilizarlo.

Todo esto hace que la aerotermia sea una solución perfecta en el campo de la climatización, puesto que da la refrigeración, calefacción y producción de agua caliente sanitaria en un solo equipo, lo que logrará el confort y ahorra de energía desde el primer momento.

Sus componentes y las aplicaciones

El sistema de climatización mediante aerotermia tiene como principal componente la comba de calor aerotérmica, que es una clase de bomba de calor que lo que hace es ir trabajando con un intercambiador de los de clase aire agua, o de tipo aire-aire, que lo que hace es climatizar de manera directa el aire que tenemos en el interior.

Como se puede conectar con cualquier clase de equipo terminal, es una solución de gran flexibilidad, siendo lo mejor para toda clase de edificio, con independencia del uso o características que tengan.

Ventajas de la climatización aerotérmica

Se diferencian de otros equipos, pues las bombas de calor de tipo aeotérmico tienen un COP ( que es el coeficiente de rendimiento que tienen los equipos frigoríficos) bastante alto al compararlo con otras tecnologías.

Su valor suele estar entre cuatro y cinco, lo que va a significar que por cada kWh de electricidad que vaya a consumirse en este equipo, van a generarse del orden de 4 o 5 kWh térmicos, siendo este un ahorro importante cuando se habla de consumo de energía.

No olvidemos además, que una bomba de calor aerotérmica lo que hace es extraer la energía proveniente del aire, por lo que es una solución muy interesante y que es renovable.

La eficiencia en el campo de la energía y en ahorro en los sistemas de bomba de calor aerotérmico.

En el campo de la aerotermia, además de los grandes beneficios que tiene, estamos ante un sistema que tiene una gran flexibilidad cuando se instala, pues podemos utilizarlo con toda clase de terminales, equipos o de tecnologías, con una gran flexibilidad y puede ser regulado de manera excelente.

El alto rendimiento de los equipos lo que hace es reducir de forma importante los costes si los comparamos con otra alternativa, siendo una solución de gran eficiencia, limpia y renovable para nuestro ahorro.

Las soluciones son necesarias y más si son integrales

Las soluciones de carácter integral en las instalaciones de sistemas de climatización, con independencia del ámbito de aplicación y siendo conscientes de las importantes ventajas que ello supone. Destacamos que hay empresas con las que trabajar y no hay una inversión inicial en este sentido.

Las hay que nos garantizan el ahorro desde los primeros momentos y que la solución que se adopte será la necesaria. Lo que debe hacerse es optar por el sistema que mejor se pueda adaptar a las necesidades que tenga cada caso particular, como sucede en estos casos con las bombas de calor de tipo aerotérmico.

Después lo que sucede es que se produce el pago mediante una cuota que puede ser variable o fija, las cuales se calcularán en base al consumo y el tamaño que tenga la instalación.