Montar una inmobiliaria es una buena idea ahora que repunta la economía

Montar una inmobiliaria es una buena idea ahora que repunta la economía

5 octubre, 2018

Llevamos unos años en los que la crisis nos ha afectado de lleno a la gran mayoría de nosotros, sin embargo, en los últimos tiempos parece que esta situación ha ido cambiando y que poco a poco comenzamos a ver la luz al final de una época tan oscura en la que muchos hemos llegado a perder el puesto de trabajo. En la actualidad ya comienzan a verse los primeros brotes verdes de la economía y es que el nivel del paro va disminuyendo poco a poco, las compras empiezan a activarse y en general parece que la economía, aunque a pequeños pasos, semeja que va saliendo adelante. Es por ello por lo que algunos inversores comienzan de nuevo a comprar propiedades para poder especular con ellas nuevamente en el futuro o, simplemente, para invertir y no tener el dinero parado en el banco. Un hecho que se debe sobre todo al poco interés que ofrecen las entidades bancarias por depositar nuestro dinero en ellas. Por estos motivos, en el post de hoy os queremos acercar algunas de las mejores zonas de nuestro país para invertir y así poder generar un beneficio a medio plazo.

Si montamos una inmobiliaria debemos de tratar de buscar cual es el sitio óptimo para poder recibir inversores que quieran comprar y con ello, generar nosotros beneficio. A continuación, os propondremos algunos casos, desde el del dueño de Zara, a quien no le importa donde esté la inmobiliaria, a los casos más comunes, los de diferentes zonas de nuestro país. Lo cierto es que este es buen momento para emprender en un negocio inmobiliario, pero también debemos de tener muy presentes las posibilidades de cada zona para no llevarnos luego sorpresas.

Todo depende, como siempre, de la cantidad de dinero que tengamos. Si bien es cierto que existen algunos casos extremos como el de Amancio Ortega, quien es capaz de apartar 100 millones de euros de su cuenta para que su inmobiliaria siga comprando y ya posee edificios tan emblemáticos como el de Gran Vía 32 en Madrid, donde se ubica la sede de Prisa y Primark o uno de los edificios más altos de España, la Torre Cepsa, también de Madrid, la cual fue diseñada por el prestigioso arquitecto Norman Foster y que se encuentra en el complejo de las 4 Torres Business Area, donde antiguamente entrenaba el Real Madrid.

Pero la realidad es que por muy ricos que seamos, no llegamos a los niveles del fundador del imperio Inditex, por lo que os propondremos algunas opciones más modestas y viables, económicamente hablando, para nuestros bolsillos. La primera de estas opciones pasa por la costa mediterránea, uno de los lugares más frecuentados tanto por españoles como por turistas cada año y que, gracias a eso, consigue que todas las propiedades de la zona que se sitúen en las primeras líneas de playa se revaloricen de forma considerable. Un ejemplo de ello es que, en Peñíscola, en plena Costa del Azahar, hace unos veinte o veinticinco años, los apartamentos en primera línea apenas alcanzaban el millón y medio de pesetas, o lo que es lo mismo, 9.000 euros, mientras que hoy en día no encontraremos ninguno que baje de los 150.000 o 200.000 euros, o lo que es lo mismo, entre veinticinco y treinta y tres millones de pesetas.

Si bajamos por la orilla del Mediterráneo, en la Costa Blanca encontraremos unas oportunidades de negocio muy buenas ya que, de momento, en esta zona, los precios se mantienen a un buen nivel. Además, tenemos la opción de acudir a Property Consulting Spain para conocer de primera mano las mejores propiedades de la zona, sin tener que desplazarnos hasta el lugar, dado que ellos rastrean muy bien el terreno y nos pueden aconsejar acerca de cual es la mejor opción para invertir.

Galicia, la gran desconocida para el sector inmobiliario

Galicia es una tierra que en los últimos años está ganando mucha presencia entre las opciones de los turistas y es que el clima, la gastronomía, los paisajes y la gente hacen de este lugar, un paraje idílico para visitar y, en algunos casos, también para quedarse a vivir. Sin embargo y aunque existen inmobiliarias en las diferentes zonas de la comunidad, lo cierto es que pocas trabajan enfocadas hacia inversores foráneos, es por ello que aquí encontraremos una importante fuente de ingresos si nos decantamos por emprender, pero lo hacemos buscando inversores que no sean de la zona, sino que, desde sus domicilios, se fijen en los enclaves y apuesten por invertir.