Nuevas Tecnologías para Emprendedores

Nuevas Tecnologías para Emprendedores

30 septiembre, 2016

Hace años que terminé la carrera en Psicología, de hecho, conseguí mi título al tiempo que las cosas empezaban a empeorar para encontrar trabajo.

Me seguí formando con cursos y especializaciones varias, pero seguía sin encontrar ningún trabajo estable en mi campo.

Empecé a plantearme la opción de buscar en otros países, al menos de ese modo aprendería inglés.

No obstante, puede que, de entre todas las carreras, la de Psicología sea una de las mejores opciones en situaciones de crisis, ya que te ofrezca algunas herramientas interesantes para aplicar en este tipo de situaciones.

Entre ellas, algunas que me resultaron especialmente útiles venían de la Psicología Positiva y de la Inteligencia Emocional.

Gracias a haber profundizado en estas disciplinas, empezaba a ver la crisis más como una oportunidad para desarrollar mi creatividad y encontrar vías alternativas para solucionar mi situación que como lo que realmente te vendían en los periódicos, así que, más que formarme tenía que entrar en acción.

Por aquel entonces, empezaba también el boom de Facebook, la aparición de las redes sociales fue toda una revolución, y supuso un giro de 360º a la forma de entender el mundo, y más concretamente, los negocios.

En mi caso, empecé a ver los nuevos avances tecnológicos como una oportunidad para dar salida a mis intereses profesionales.

Así que, con un poco de creatividad y conocimientos en Psicología, empecé a diseñar pequeños planes de acción y objetivos a alcanzar a corto plazo.

Pensaba que, ya que no encontraba trabajo en una empresa, quizás la idea de emprender no fuera tan impensable.

Lo que el Marketing Online puede hacer por ti

En aquella época el Marketing Online era un campo inexplorado, muchas empresas todavía no eran conscientes de la enorme utilidad de Internet y las nuevas plataformas para mejorar sus negocios.

Como Psicólogo me interesaban especialmente las implicaciones sociales de las Redes Sociales, su impacto a corto y largo plazo, así como el beneficio que podían aportar para le Educación.

Todo empezó a coger forma al hacer un blog en el que compartía mis inquietudes sobre mi campo de especialización: la atención a Necesidades Educativas Especiales. Mi blog era muy completo, la información estaba muy bien contrastada y documentada.

De hecho, parte de los libros los conseguía en la Editorial Aljibe, una editorial con más de 25 años de experiencia en publicaciones de temática educativa y especializada precisamente en este campo.

Junto con los libros que conseguía en esta editorial también investigaba en otras publicaciones de prestigio internacional. El éxito del blog radicaba en convertir información complicada en contenido ameno e informativo.

Con los años, todo esto se ha terminado conociendo como Marketing Online. Digamos que una una buena estrategia de contenidos y Posicionamiento SEO, así como el uso de las Redes Sociales y un perfecto manejo de los gestores de contenidos pueden hacer magia.

Así fue al menos en mi caso, aunque también es cierto que entonces muy pocos lo utilizaban, y era mucho más fácil destacar.

No tardé en empezar a tener un gran número de seguidores, con lo que empecé ser cada vez más visible como experto en esas materias. De hecho, así fue como conseguí mis primeros clientes.

Además, gracias a Internet el acceso a Información de calidad era cada vez más sencillo y democrático.

Con el tiempo, hasta tuve la opción de auto publicarme, todo ello gracias a la proliferación de herramientas digitales para editores y la llegada definitiva del Comercio Electrónico.

Lo más curioso de todo es que también son muchos quienes a la hora de pensar en emprender sus propios negocios como Psicólogos o Coaches Profesionales, piensan en contratar mis servicios como consultor para que les asesore de cómo sacar el máximo partido de las Nuevas Tecnologías en su profesión.

Quién me iba a decir que terminaría de Asesor en Marketing años atrás, pero lo cierto es que me encanta.

A todos ellos, les recuerdo la importancia de dominar los gestores de contenidos, principalmente WordPress para crear un sitio web, o un blog. Lo bueno de WordPress es que no se precisa saber de programación para crear tu propia página web, con lo que tener tu propio espacio en la red es más accesible que nunca.

También les comento que, en mi caso, el Marketing llegó por casualidad, como una forma de recompensar mi gesto desinteresado de ofrecer información relevante, y que es ahí donde pueden encontrar las claves de una buena estrategia. En el simple hecho de dar.