Ventajas de apostar por el alquiler turístico

Ventajas de apostar por el alquiler turístico

A pesar de que es una opción que se lleva dando desde hace tiempo, es algo que va por épocas. Los mejores momentos para poner tu piso en alquiler es en estaciones como el verano. Puede que no sepas como hacer o simplemente no estás al tanto de la cantidad de ventajas que te puede proporcionar alquilar tu piso, más aún si es un piso en el que no vives, para así, sacarle provecho.

Para empezar hay que dejar claro, que no todas las viviendas se pueden destinar para este fin. La ubicación es un punto bastante importante, número de habitaciones, estado de la vivienda o comodidades de las inmediaciones. Pero si tu propiedad cumple con todos los requisitos, todo se convierte en ventajas. Te lo contamos a continuación.

  • Gran rentabilidad

En los últimos años el alquiler turístico se encuentra en alza como una interesante fuente de ingresos, en cierto modo, pasivos. Optar por el alquiler vacacional te ofrece hasta una rentabilidad del 5 por ciento mientras que el turístico puede alcanzar beneficios de hasta un 40 0 50 por ciento, siempre dependiendo de la frecuencia con la que alquiler el inmueble.

“En ciudades como Madrid el turismo se recibe durante todo el año, ya que la estacionalidad es mucho menor que en zonas costeras. Es por ello una oportunidad más para apostar por el alquiler vacacional”, explican desde Key & Rent, empresa especializada en gestión integral de alquiler vacacional de pisos y apartamentos en Madrid y Alicante.

  • Olvídate de los impagos

El 99 % de los huéspedes paga antes de entrar a la vivienda y es que esta forma de trabajar te permite estar al tanto del estado del inmueble previo a que los inquilinos se marchen, por lo que en el caso de que haya algún desperfecto, podrás usar el fondo del depósito para arreglar los posibles daños, limpieza de la vivienda y demás retoques antes de volver a alquilarlo a otras familias o grupos de amigos.

  • Legislación y control de huéspedes

Tener todos los papeles en regla es otro de los miedos con lo que se suele enfrentar el propietario, sin embargo desde hace ya bastante tiempo la legislación deja bastante claro los pasos que se deben seguir para tener todo en regla y no llevarte ningún susto.

Existen asesorías que se encargan de ayudarte con todo el papeleo. Estas te ayudarán para que te expliquen y entiendas como conseguir que tu inmueble quede correctamente inscrito en el Registro de Turismo.

Por otro lado, el registro de los inquilinos en la Policía, es algo que se vuelve obligatorio, ya que por muy buena impresión que te puedan causar a primera vista, nunca sabes a quien estas metiendo en tu casa.

El procedimiento para comunicar los datos a la policía puede considerarse algo tedioso, pero si se cuenta con la información adecuada es un trámite más. Un artículo de Adalucía Lab, departamento de la Empresa Pública para la Gestión del Turismo y del Deporte de Andalucía, explica muy bien cómo hacer este trámite por eso te recomendamos leerlo. Puedes acceder al artículo pinchando aquí.

  • Cada vez hay mayor demanda

Otra de las preguntas claves que suele hacerse la mayoría de personas es si es después de adaptar el piso, vas a conseguir alquilarlo. Pues debes sabes que cada vez está más en auge alquilar un piso  cada vez que la gente viaja. Para la mayoría de gente es algo más económico, puedes alquilar la casa entre varias personas y no tienes que respetar horarios de comidas y otras comodidades.

Como propietario debes llevar un control diario de tus calendarios y precios si no quieres perderte ninguna oportunidad. Puedes decidir llevarlo por tu cuenta o contar con un grupo de profesionales del sector inmobiliario.

  • La tributación es sencilla

Se tributa igual que un arrendamiento urbano, solo habría que incluir los ingresos obtenidos por el desarrollo de la actividad como rendimientos del capital inmobiliario en la declaración de la renta durante el primer trimestre del año. Solo por alquilar tu vivienda no será necesario cobrar el 10 por ciento del IVA a los inquilinos, pero en el caso de que lo cobres, debes dejarlo bien reflejado en el contrato de arrendamiento.

Hasta aquí las ventajas que te ofrece alquilar tu inmueble de forma turística.

Es un trabajo duro ya que tienes que llevar mucho papeleo al día, y si tienes muchas reservas distintas en un corto periodo de tiempo, tendrás que estar cerca para hacer la entrega y recogida de llaves, realizar limpieza, reposición de posible menaje rojo… O también puedes contar con alguien de confianza que te ayude.

Y recuerda, cuenta con la ayuda de una asesoría para que te guíen y resuelva todas las dudas que tengas referentes a los permisos, altas en el Registro y demás.