El mantenimiento de piscinas, un sector en auge

El mantenimiento de piscinas, un sector en auge

España alcanzó en el año 2017 la cifra de 81,8 millones de turistas extranjeros que nos han visitado, por lo que el sector del turismo ocupa un lugar muy destacado en la economía. Los ingresos alcanzados en este sector ascienden a 60.156 millones de euros en ese mismo año y dentro de este turismo, el de sol y playa ocupa un lugar muy destacado. Nuestro país es el segundo de Europa, detrás de Francia, y el cuarto del mundo en número de piscinas de uso residencial, alcanzando la cifra total de 1.200.000 piscinas, de las que 121.070 son de uso público y colectivo, según la Asociación Española de Profesionales del Sector Piscinas (ASOFAP). Por lo que se estima que el sector de la piscina en España es la tercera potencia mundial después de Estados Unidos y Francia, lo que genera un número aproximado de 2.000 empresas dentro del sector que aúna a tiendas de piscinas, fabricantes, constructores, servicios de mantenimiento, etc.

El mantenimiento de una piscina es esencial si queremos disfrutar de su uso en perfectas condiciones durante todo el verano. Dependiendo de la época del año en que nos encontremos, debemos seguir unas pautas u otras, porque desde luego sé lo que estáis pensando y sí, el agua de la piscina también se trata en invierno con el fin de poder reutilizarla para la próxima temporada. Este tratamiento se realiza con productos específicos para esa época del año como son los invernadores y manteniendo a su vez el proceso de depuración del agua, aunque siempre con ciclos más cortos o esporádicos. Una excelente opción es cubrir el vaso de la piscina con lonas de invierno para impedir la entrada de suciedad, el depósito de hojas, la introducción de pequeños animales como arañas, mosquitos, etc. que de cara a la nueva temporada nos dificultaría la limpieza de la piscina. El invierno también es una buena época para revisar el mantenimiento de los filtros, que no haya pérdidas de agua o proceder a la sustitución de algún elemento que no se encuentre en perfecto estado, para que llegada la primavera todo esté en perfecto orden.

Una vez llegado el buen tiempo, cuando ya comienzan a subir las temperaturas y el tiempo se estabiliza podemos iniciar los pasos para una puesta a punto de nuestra piscina de cara al verano. Para ello debemos de tener a mano los productos adecuados y, dado su elevado precio, nosotros os recomendamos que los compréis en StockNet, puesto que así gozaréis de la mejor agua al mejor precio. Así, ya con los productos en la mano, los pasos serán los siguientes:

  • Retirada de la lona de protección invernal, para a continuación proceder a su limpieza en profundidad, dejándola secar al aire libre y doblándola para poder guardarla.
  • Limpiar los filtros, verificar que la arena de la depuradora se encuentre en perfecto estado o proceder a su renovación si esta tiene más de tres años de uso o se halla apelmazada por el uso de algún producto.
  • Limpieza de los skimmers, los cestos, la rejilla, el canal rebosadero, la rejilla y cualquier otro elemento del vaso de la piscina con agua a presión.
  • Si la piscina cuenta con iluminación subacuática se deben revisar los proyectores y cajas de conexión para verificar que funcionan correctamente.
  • Revisar el estado en que se encuentran las escaleras de la piscina para a continuación proceder a su limpieza y abrillantado.
  • Limpiar las superficies del vaso de la piscina, laterales y el fondo con un producto desincrustante adecuado y un cepillo.
  • Limpiar el fondo de la piscina con un limpiafondos manual o robot automático.
  • Rellenar de agua la piscina, en caso de que por evaporación lo necesite.
  • Realizar un tratamiento de choque para eliminar gérmenes, algas, bacterias, etc.
  • Por último, debemos analizar el agua para comprobar que los valores de cloro y de ph del agua son los idóneos -el ph debe encontrarse entre 7,2 y 7,6- en caso contrario, deberá utilizarse un producto aminorador o incrementador de ph, como el ph minus o ph plus.

La seguridad en las piscinas

Según la última estadística, entre el 1 de enero y el 31 de agosto de 2019, el número de personas fallecidas por ahogamiento ha sido de 307 personas, de las cuales 33 han fallecido en piscinas, por lo que, además de gozar del baño, es muy necesario hacerlo con seguridad y es que de lo contrario nos podemos encontrar con desagradables problemas. Por este motivo, así como para velar de la calidad del agua es por el cual las piscinas públicas gozan de socorristas.