Un negocio en el centro de Madrid, un buen caso de éxito empresarial

Un negocio en el centro de Madrid, un buen caso de éxito empresarial

La ciudad de Madrid es una de las que más oportunidades de negocio ofrece a todo aquel empresario que se arriesga y es que por esta ciudad pasan cada día cientos de miles de personas que, aunque ahora mismo no sea así por culpa del coronavirus, lo cierto es que en una jornada normal dejan miles de euros a todas aquellas personas que tienen negocios en sus tiendas. Esto se debe a que, por las principales arterias de la ciudad, sobre todo por las comerciales, se desplazan día tras día cientos de turistas llegados de cualquier parte del mundo que vienen a la capital de España a disfrutar y a conocer, por lo que no les importa dejarse algunos euros en las tiendas o establecimientos hosteleros que pueblan las calles. Además, más allá de los foráneos, la realidad es que los locales o las personas que viven en esta ciudad, también llevan a cabo sus compras en ella, por lo que lograr beneficio no es altamente complicado. Así, a lo largo y ancho del centro de Madrid os podemos mostrar varios ejemplos de casos de éxito empresarial.

Uno de los ejemplos más claros que nos podemos encontrar está relacionado con los servicios de estacionamiento y es que Madrid Central ha llegado a la ciudad para dar un vuelco en la movilidad. Así, en la actualidad disponer de un estacionamiento es cada vez más esencial para poder acceder al centro de la urbe con el coche, puesto que de lo contrario podríamos ser sancionados por alguna de las decenas de cámaras que pueblan las principales arterias. En concreto, en la actualidad los vehículos con etiqueta ECO y Cero Emisiones seguirán sin tener problemas a la hora de circular por el centro de la ciudad. Además, las motos, ciclomotores y triciclos de reparto tendrán permiso de entrada hasta medianoche. En el caso de que los vehículos con etiqueta C no vayan con dos ocupantes podrán acceder únicamente para estacionar en un aparcamiento de uso público, garaje privado o reserva de estacionamiento no dotacional, al igual que ocurre con los vehículos con etiqueta B. Además, los parkings públicos de Centro reducirán sus tarifas para recortar el ‘peaje’ que supone desplazarse hasta este distrito en vehículo privado. A mayores, seguirán circulando los turismos de los establecimientos de comercio, restauración y hostelería, los coches que acceden a talleres de reparación y los vehículos pesados (de más de 3.500 kg de masa autorizada). Los vehículos de servicios especiales o de contratistas de administraciones públicas que acrediten que justifiquen la imposibilidad de cambiar el vehículo por contrato o por no existir la tecnología necesaria podrán seguir accediendo.

Todas estas limitaciones hacen que compañías como Orbit parking, la cual nosotros os recomendamos como caso de éxito, crezcan, dado que cada vez se hace más complicado acceder al centro de la ciudad y la normativa se va haciendo más compleja con el paso de los años, por lo que los ciudadanos de a pie buscan una solución que sepan de primera mano que es legal y que les deje cerca de su lugar de destino. Y es que el parking es una gran solución, dado que todos los vehículos sin etiqueta cero emisiones, eco o B no podrán circular por la zona delimitada. Por ello, no podrán seguir pasando los vehículos de menos de 3.500 kilogramos de masa autorizada sin pegatina de la DGT, una medida que deja fuera del área de bajas emisiones a las furgonetas de reparto más viejas y contaminantes. Tampoco podrán acceder los vehículos de autoescuelas ubicados en el interior de la zona que tengan distintivo medioambiental B, ni los coches sin distintivo de quienes no sean residentes, que ya no podrán acudir a plazas de garaje privadas ni ser invitados por residentes.

El coche compartido, otro caso de éxito en Madrid

Dadas las circunstancias que os estamos comentando y que ocurren en la capital de España, cada vez son más las empresas que apuestan por ofrecer coches de alquiler compartido, puesto que estos son una de las mejores soluciones de movilidad que se pueden ofrecer en la actualidad. Estos coches, a menudo eléctricos o híbridos, son de pequeño tamaño y bajo coste, por lo que los ciudadanos los utilizan para poder desplazarse de un punto a otro sin tener que preocuparse por las posibles multas de Madrid Central. Así, mediante una app, el usuario coge uno de los coches que estén disponibles y lo utiliza el tiempo que estime, así como lo puede dejar aparcado en otro lugar diferente al que lo ha recogido. Esto hace que este tipo de movilidad sea cada vez más demandada y, por ello, ver este tipo de coches es cada día más habitual.