Viajes de negocio, ¿qué puedo llevar en el avión?

Viajes de negocio, ¿qué puedo llevar en el avión?

9 septiembre, 2020

La globalización ha provocado que cada vez sean más habituales los viajes en avión. Una mañana comienzas en Madrid, y por la noche duermes en Tokio porque tienes que firmar un negocio de varios millones de euros. Así es la vida empresarial ahora mismo. Pero seguro que cuando has tenido que hacer estos viajes, te has encontrado con una de las dudas más grandes. ¿Qué puedo hacer en el avión?

Si ya de por sí, la cosa cambió mucho cuando los atentados de las Torres Gemelas en Nueva York, ahora todavía ha empeorado por culpa del coronavirus (COVID-19).  Por eso, queremos hacer una breve, pero concisa, guía de lo que puedes hacer y de lo que no puedes hacer cuando subes a un avión. Toma nota para no meter la pata en tu próximo viaje y que todo vaya sobre ruedas, en este caso, sobre alas.

¿Qué puedo llevar en mi equipaje de mano?

En el interior del avión, en tu equipaje de mano, puedes llevar todo tipo de objetos y elementos, siempre y cuando no estén en este listado, que es el marca el reglamento.

  • Espadas
  • Hojas de rasurar
  • Cuchillas y cuchillos (excepto los de plástico)
  • Sables
  • Picahielos y cualquier objeto con punta u hoja filosa.

Están prohibidas aunque estén descargadas o sean de aire comprimido. Tampoco puedes transportar lanzabengalas, fuegos artificiales, dinamita, explosivos plásticos, granadas y líquidos inflamables, como gasolina, antorchas de gas, fluidos líquidos o aerosoles.

¿Puedo subir aparatos electrónicos?

Cuando subes al avión puedes llevar: equipos de cámaras fotográficas (incluidas las digitales), computadoras laptop, teléfonos móviles, smartphones y tablets. Además, es recomendable llevar estos objetos como parte del equipaje de mano para evitar robos. Recuerda que puedes tener algunas restricciones sobre su uso durante el vuelo. No es la primera vez que por culpa de un aparato se ha tenido que realizar un aterrizaje forzoso. Y de verdad, no es algo nada agradable.

¿Puedo subir comida?

Pues en principio no. Aunque eso dependerá de la compañía con la que viajes. Es más, algunos países prohíben o transporte de productos alimenticios no industrializados y frescos en su territorio. Por ejemplo, EEUU o Australia no permiten la entrada de la mayoría de las verduras, frutas, semillas y productos de origen animal. Esos productos se pueden llevar para el territorio de la Unión Europea, si es que provienen de países terceros. Nuestra recomendación es que antes de viajar, verifica si tu país de destino permite el transporte de productos alimenticios que planeas llevar.

¿Puedo llevar a mi mascota?

El transporte de animales domésticos suele crear gran confusión, principalmente porque el transporte se tiene que hacer de forma necesaria, forzado por las necesidades de la vida, porque se tiene que cumplir una normativa específica y porque se requiere una documentación concreta por parte de las aduanas, los veterinarios y las compañías aéreas. “Las mascotas, una vez que entran en las instalaciones de la compañía aérea y son llevadas a la zona habilitada para animales, con veterinarios y personal especializado, asumen su situación y se quedan muy tranquilitos”, explican desde Animales por Avión, expertos en transporte de animales domésticos. También nos dicen cuál es el trasportín adecuado en el transporte internacional de animales también es importante para el presupuesto, ya que la tarifa de envío se calcula en función del volumen que ocupa el trasportín dentro del avión

No olvides tampoco que si llevas líquidos, geles o aerosoles en tu equipaje de mano, no pueden estar sueltos. Por lo tanto, deben estar contenidos en envases de menos de 3 onzas (85 gramos u 88,72 ml) de capacidad. Es complicado de calcular, por eso da siempre lugar a equívoco. Y no te olvides de que deben estar guardados dentro de una única bolsa de plástico individual, tipo zip-top. De esas fáciles de abrir y de cerrar.

Ojo, un consejo último. Los piercings no están prohibidos pero pueden activar los detectores de metal. Si no quieres pasar un momento ‘tierra trágame’, en lo posible, quítate los que lleves en tu cuerpo antes del escaneo de seguridad. No es la primera vez que alguien ha perdido el avión por no saber que lo que pitaba era aquel famoso piercing.

Ya has visto que las normas para el transporte de distintos tipos de ítems también pueden variar dependiendo de la compañía aérea y del país para el cual se viaja. Lo mejor es asesorarte antes de viajar, y más aún si vas a otros países con culturas diferentes.  Pese a todo esto, disfruta de tu viaje.