Cómo captar al público infantil y lograr una venta

Cómo captar al público infantil y lograr una venta

7 octubre, 2022

Cada público tiene una forma de ser enamorado, siempre que las empresas sepan analizarlo muy bien y aplicar las diferentes estrategias de marketing a su disposición de la forma adecuada. Por ejemplo, pasa con el público infantil, que aunque parece un gran reto para los negocios en el ramo, en verdad suelen responder bastante receptivos a todo aquel intento en el que prime la creatividad.

¿Cómo llegar a tu público infantil?

Las estrategias publicitarias destinadas al público más pequeño deben estar compuestas por una serie de características determinadas para surtir efecto. Las primeras de las que hablan los expertos en materia son la diversión y sencillez. De hecho, justamente la clave esta en enviar mensajes en su propio idioma, es decir, con palabras sencillas y fáciles de entender, y que por lo tanto puedan despertar ese impulso de compra en los niños, que al final son los que motivan la decisión en los más adultos.

No obstante, como segunda clave está que uno no puede olvidarse de los padres en toda su estrategia. Aunque son los más pequeños los que verán tu producto y lo pedirán a sus padres hasta que estos lo compren para ellos, el padre, como ente responsable en todo el proceso, se asegurará de estar haciendo una adquisición inteligente para su hijo. De no ser así, nunca obtendremos esa fidelización que tanto buscamos.

Así, el proceso de compra con este público funciona así: el niño siente el deseo de obtener el producto, lo comunica a sus padres, sus padres aprueban el producto y realizan la compra. Por lo tanto, al final de cuentas debemos encantar a dos tipos de audiencia, no solo a una.

Entonces, para agradar también a los padres lo que debe transmitir nuestra estrategia es un sentimiento de “control”. Mientras los niños ven lo divertido de nuestro producto, los padres buscarán garantía de seguridad. Deben sentir que el producto es totalmente adecuado para sus hijos y que no supondrá ningún tipo de riesgo para ellos.

Por otro lado, otro factor que analizarán los pares será el precio, el cual debe estar dentro de su presupuesto y debe responder a una buena relación de calidad- precio. Esto seguido por la calidad, de forma que su inversión sea duradera con el tiempo, sobre todo al tomar en cuenta que irá a parar a manos de niños muy pequeños que no saben aún como cuidar sus pertenencias.

Luego, hay que saber mezclar todos estos elementos en una pieza publicitaria que se muestre seria y confiable para los padres, pero que no pierda ese toque de diversión que los niños tanto buscan.

La marca y el logotipo del producto tiene mucho que ver a la hora de llamar la atención de los niños. No obstante, aunque se nos presente fácil entrarles a los niños a través del ojo y el oído, lo difícil muchas veces es mantenerse.

Una forma de ser siempre los favoritos es estar ofreciendo  modelos exclusivos, innovadores y actuales, reconocibles por los niños; por ejemplo, apelando a los personajes más populares entre el público infantil. De esta forma, siempre nos mantenemos dentro de su rango de atención, a ser quien les muestre siempre el objeto de su deseo.  Mientras que, otra forma es apostar por la diferenciación, como en toda industria, de hecho.

Estrategias de marketing para el público infantil

Algunas de las estrategias que se pueden aplicar y que los expertos recomiendan mucho para tener éxito con el público infantil son:

  • Utiliza colores llamativos

Diversal, tienda de muñecas articuladas con amplia experiencia en la industria infantil, nos recuerda que nuestra publicidad debe estar llena de colores llamativos para los niños, sabiendo escoger aquellos que den mejores resultados al querer captar la atención. Por ejemplo, el negro, el blanco, el rojo y el amarillo son los primeros colores de la gama que los niños suelen identificar.

Por ejemplo, si tu tienda es online y los niños accederán a ella, solos o con sus padres, para ver tu catálogo de productos y realizar la compra debes hacer uso de colores llamativos y brillantes para mantener su atención, empatizar con ellos y despertar aún más el deseo de compra. Igualmente, tus diseños deberán ser divertidos para ellos y muy llamativos.

De hecho, los estudios han demostrado que es más probable que los niños compren en una tienda que sea visualmente atractiva. Por lo tanto, además de utilizar colores vivos y diseños llamativos, también deberás asegurarte de que tu sitio web es fácil de navegar, recuerda que muchos niños, ya a cierta edad, saben manejar un ordenador y muchos de ellos podrán tener el permiso de acceder a tu tienda y hacer una compra de forma independiente. Facilítales el hacerlo.

  • Acondiciona un lugar para su diversión. 

Los niños son muy volátiles y se vuelen muy inquietos fácilmente, lo que hace que los padres se pongan nerviosos. Si queremos llamar la atención de ambos, debemos intentar conjugar todas nuestras estrategias publicitarias en un espacio contenido en donde el niño pueda centrar su atención, lo que hará inmediatamente que el padre sienta alivio y confiabilidad. Por ejemplo, hoy en día funcionan mucho los espacios digitales, tomando en cuenta que estamos en una época bastante dominada por la tecnología y que los niños desde muy pequeños ya saben dominar ordenadores y otros dispositivos.

  • Trátalos como pequeñas personas.

Por muy contradictorio que pueda parecer, no trates a los niños como niños. Es decir, a todos nos gusta sentirnos respetados y comprometidos, y a los niños también, por lo que si se les trata con condescendencia y se les subestima, estos no nos dará su atención.

Debes adaptar tu pieza de marketing a ellos, para motivarlos a opinar e interesarse. Igualmente, debes aportarle un valor añadido que les motive, como lo harías con el público adulto.

Y es que en los últimos años el marketing infantil ha cambiado radicalmente: se ha dejado de considerar a los niños como compradores futuros para convertirlos en consumidores inmediatos, con gustos definidos y gran injerencia en las decisiones de compra de la familia, convirtiéndolos en consumidores potenciales.

Si lo haces sentir importantes, lograrás engancharlos. Recuerda que el mundo ha cambiado, y que un niño a los 3 años ya toma decisiones de compra inteligentes, mientras que ya a los 8 muchos pueden realizar las compras de manera independiente.

  • Aplica estrategias de marketing digital para niños

Este es otro de los tanto tipos de marketing que existen y que se dedica a ofrecer un producto o un servicio a un padre, pero en beneficio, y utilizando el gusto, de su hijo. De esta forma, está pensado para los más pequeños de la casa, usando como base los productos creados para ellos.

Por supuesto, para que este marketing logre su cometido, se debe diseñar un plan muy bien pensado y siempre tomando en cuenta a los más pequeños. Algunas de las estrategias para lograrlo son las siguientes:

1.- Los niños tienen poca paciencia, así que el producto o servicio debe generarle un beneficio inmediato y debe ser una pieza fácil y rápida de ver. Los niños tienen una capacidad de atención más corta que los adultos, así que si no pueden encontrar lo que buscan rápidamente, probablemente se irán a otro sitio.

2.- En el marketing infantil es importante utilizar los personajes de televisión que a ellos más les gusten. Incluso, el asociar tu producto con los personajes los motivará a comprar.

3.- Los niños de hoy en día son muy inteligentes y saben lo que es de calidad y lo que no. Por lo que nuestra pieza publicitaria debe transmitir ese componente de calidad en todo momento, en el lenguaje de los niños, pero también en el de los padres.

4.- Conoce a tu cliente, qué quiere y cómo lo quiere. De esta forma será más fácil diseñar estrategias que les hagan identificarse con nuestra marca y nuestro producto.

5.- Premia a tu comprador. Si incluyes premios con la compra, el niño se sentirá más atraído por tu producto y motivará aún más a su familiar a obtener lo que estás ofreciendo.

6.- Opta por comunicación visual. Para ofrecer un producto no siempre son necesarias las palabras, sobre todo en el caso de niños de corta edad.

7.- Utiliza animales como gatos, perros. Está demostrado que son muy atrayentes al público infantil.

8- La experiencia del servicio o el producto adquirido debe ser fascinante para los más pequeños. Si lo logras te aseguramos que los fidelizarás.

9.- Por último, recuerda que todas tus acciones deben estar enfocadas también a los padres.

En conclusión, una vez que has definido que quieres dirigirte es a un público infantil (y por consiguiente, a sus padres), tus campañas publicitarias se deben llenar de colores, elementos atractivos para dicho público, mucha creatividad, pero también mucha sencillez y muchos recursos visuales. Todo esto sin dejar a un lado ese toque de calidad y seguridad que los padres buscarán antes de aprobar la compra.