Buscar

Cómo debe ser un buen agente inmobiliario

La profesión de agente inmobiliario está al alza en España, ya que hay muchos puestos vacantes en el sector. Por lo que si estás pensando en reciclarte como asesor inmobiliario o quieres desarrollar tu profesión en este campo en este artículo te vamos a explicar cómo debe ser un buen agente inmobiliario.

  1. Tiene que tener dotes comunicativas

La comunicación es la base de un buen agente inmobiliario. Porque va a tener que hablar a diario con clientes y propietarios. Porque con los clientes va a tener que establecer una conversación para conocer sus necesidades, saber cuál es el perfil de cliente, confirmar citas y después enseñar los propios pisos.

Mientras que con los propietarios también es muy importante la comunicación constante, porque va a tener que dar a conocer los perfiles, explicar cómo va la venta o alquiler de su inmueble y aclarar multitud de dudas que puedan surgir durante el proceso.

  1. Buen negociador

Está claro que un buen agente inmobiliario debe ser negociador. Debe ser capaz de cerrar tratos durante un proceso de negociación. Porque en algunos casos el cierre de la compra o el alquiler de una vivienda puede realizarse por el precio que se ha pedido, pero en otros casos el potencial inquilino o comprador ofrece una cifra diferente. Entonces comienza la negociación y el agente inmobiliario debe conseguir el mejor trato posible para su cliente, ya se encuentre como vendedor o como comprador.

  1. Mostrar empatía

Los agentes inmobiliarios deben tener también empatía. Porque actualmente en el mercado existe una gran demanda, pero poca oferta. Por lo que en muchos casos los inquilinos están desesperados por encontrar un alquiler y se pueden vivir experiencias difíciles. Para que te hagas una idea tan sólo hay que leer las experiencias que varios agentes explican en esta noticia de La Sexta como que los clientes lloran al encontrar su piso.

Por eso la empatía es muy importante. Porque hay que saber comunicar noticias difíciles a clientes y también hay que saber escuchar, ya que aunque en muchas ocasiones las personas no cumplen los requisitos para alquilar una vivienda, pero realmente están interesados y hay que explicar de la mejor forma que esa vivienda no es para ellos.

  1. Dotes comerciales

Disponer de dotes comerciales es otra cualidad interesante para un agente inmobiliario. Porque va a tener que captar propiedades en venta o alquiler para añadir a su cartera, así como vender sus servicios a clientes. Y algunas personas pueden tener habilidades comunicativas, pero no dotes comerciales y por eso no ser buenos agentes.

  1. Hablar varios idiomas

Es beneficios que un agente inmobiliario hable varios idiomas, pero como lengua extranjera mínimo se debe hablar inglés. “Cada vez hay mayor número de clientes extranjeros. Son personas de otros países que deciden mudarse a España por trabajo, quieren invertir en activos inmobiliarios en el país o simplemente quieren alquilar una vivienda para poder huir del frío. Suelen ser clientes con un buen perfil porque tienen un alto poder adquisitivo por lo que es importante en el sector hablar varios idiomas para poder trabajar con este tipo de clientes”, explican desde Huella Digital, asesor inmobiliario en Alicante.

  1. Tener buena presencia

Contar con buena presencia es otra cualidad de un buen agente inmobiliario. Aunque hay que indicar que esta cuestión ha cambiado mucho en los últimos años. Hasta hace nada los asesores inmobiliarios vestían con traje de chaqueta para mostrar una buena impresión a los clientes. Pero actualmente ya no es necesario vestir de manera tan elegante, pero si se recomienda un vestuario formal y profesional.

  1. Carnet de conducir y vehículo

Es conveniente disponer de carnet conducir y vehículo. Porque realizar visitas a inmuebles con clientes es una de las tareas básicas de la profesión y sin coche es difícil desplazarse de manera rápida. Aunque en algunas ciudades es mejor contar con moto que con coche porque los desplazamientos se realizan más rápido y hay menos dificultad para aparcar.

  1. Conocimientos básicos de informática

Un agente inmobiliario también debe tener conocimientos básicos de informática porque las propiedades e inmuebles se deben promocionar en portales inmobiliarios. También porque para desarrollar las tareas básicas hay que saber utilizar programas como Word, Excel o el correo electrónico. Y sería interesante que también fuese usuario habitual de redes sociales porque en estas plataformas se pueden publicar los inmuebles y establecer contacto con inquilinos o clientes.

Estas son las cualidades básicas que debe tener un buen agente inmobiliario. Pero por supuesto, también es importante que tenga conocimientos en el sector, proactividad y motivación para aprender.

Scroll al inicio

Noticias diarias de actualidad directamente en su bandeja de entrada.