Conoces los distintos tratamientos para la presbicia

Conoces los distintos tratamientos para la presbicia

8 febrero, 2019

De un tiempo a esta parte sientes que tus ojos, están cansados, tu visión no es tan buena como lo era antes y cuando lees de cerca o si la letra es muy pequeña, se te pone una cara de pánfil@ alucinante. Has pensado que tienes que ir al oftalmólogo pero lo vas retrasando, tienes otras cosas que hacer y de todos modos, piensas que es algo normal y no crees que vaya a ir a más. Pues te diré que te equivocas, porque seguramente tienes presbicia y sí, va a más. ¿Tienes más de 40 años y has empezado a perder visión?, ¿te gustaría saber más acerca de la presbicia? En este post, te contaremos cuáles son los síntomas de la presbicia y su posible tratamiento. 

Qué es la presbicia o vista cansada

La presbicia es un defecto en el ojo debido a la rigidez del cristalino que impide ver bien de cerca. Esta anomalía afecta a casi la totalidad de las personas de más de 50 años, y el tratamiento va desde el uso de lentes hasta la cirugía. En la Clínica Oftalmológica Centrofarma, cuentan con una eficaz tratamiento para la presbicia, siendo expertos en la operación de presbicia en Murcia, gracia a que cuentan con los mejores profesionales y con la tecnología más avanzada. La presbicia o vista cansada no es una enfermedad, sino un problema  que se presenta en la edad adulta, normalmente, a partir de los 45 años y cuyo principal síntoma es la dificultad para enfocar los objetos cercanos que se encuentren a menos de 30 o 40 centímetros. Hay diferentes tipos de tratamientos para la presbicia, gafas, lentes de contacto o cirugía. Pero entre todas ella, en COC  apuesta por la cirugía Láser más cómoda, natural y precisa para sus pacientes:  “PRESBYOND” de Carl Zeiss. Esta operación de presbicia que mejora significativamente la calidad de visión de sus pacientes.

Síntomas de la presbicia

Si notas que tienes que alejar el texto para poder leer con claridad, entonces, es posible que tenga presbicia. Este es uno de los primeros síntomas. Pero además, las personas que padecen presbicia, tienen dificultades para realizar ciertas actividades de cerca, tienen la vista cansada por el día y también cuando hay poca luz, sobre todo cuando empieza a oscurecer. 

El reconocimiento de los síntomas es fundamental para un diagnóstico precoz, y a continuación, hay que decidir cuál entre las distintas opciones de corrección de esta anomalía de la vista.

La vista cansada o presbicia supone una disminución progresiva de la vista que debe ser compensada con ayudas ópticas o bien, cirugía ocular.

Todo empieza en el cristalino

El cristalino es una lente que se encuentra en el ojo y que posee la capacidad de cambiar de potencia continuamente. Esto posibilita que puedas ver a cualquier distancia ya que el cristalino se curva o aplana para cambiar su potencia y enfocar los objetos que se encuentran a distintas distancias en cuestión de milésimas de segundo. Si notas que te cuesta enfocar a diferentes distancias, puede que tengas la vista cansada o presbicia.

El cristalino puede aumentar su potencia en tres dioptrías más o menos para poder enfocar los objetos cercanos y a continuación mirar a lo lejos. Pero con el paso del tiempo,  esta capacidad se va perdiendo. Cuando se presentan los primeros síntomas de presbicia es necesario contactar con un profesional que estudie el caso y decida cuál es el mejor tratamiento posible, si las gafas, las lentes o si es mejor operar.

La capacidad de reserva del ojo humano es de tres dioptrías aproximadamente para poder enfocar de cerca. Pero a partir de los 40 empiezan a  disminuir progresivamente de la reserva de estas dioptrías, y aparece lo que se denomina comúnmente, vista cansada. 

Pero, ¿Qué pasa si a tu cristalino, solo le queda capacidad de curvarse dos dioptrías? Pues que debes  apartarte del objeto unos centímetros para situarlo a una distancia focal correcta y pode ver claramente.  A continuación, coloca una lente delante de tu ojo de una dioptría, para compensar la dioptría que tu cristalino ha perdido.

Gracias a las nuevas tecnologías, hoy, es posible operar la presbicia, algo impensable hace tan solo unos cuantos años.