Esplendor del sector del automóvil

Esplendor del sector del automóvil

27 enero, 2017

Por culpa de la crisis se han vivido momentos muy malos en muchos sectores. Uno que a comienzos de la década lo pasó muy mal fue el sector del automóvil. Siempre se escuchan malas noticias. Despidos masivos, factorías que se marchaban a otros países donde la mano de obra es mucho más barata, y así con todo. Pero afortunadamente en los últimos tiempos se vuelve a vivir un esplendor.

Los datos así lo dicen. Las ventas de turismos y todoterrenos en España fueron de 1.147,007 unidades según los datos de Anfac, lo que supone un aumento del 10,9% con respecto al año anterior. Las matriculaciones en el mes de diciembre ascendieron a 96.886 unidades, un 9,3%. Unos números para la esperanza y que nos hace pensar en que ese sector vuelve por sus fueros.

Los más vendidos

Renault colocó 10.124 coches en diciembre, 4.000 coches más que Opel, la segunda marca más vendida y líder en ventas durante los 11 primeros meses. Wolkswagen es la marca que cierra el podio con 89.012 unidades en el año, un 0,8% más de ventas. En diciembre entregó 7.599 unidades, un 7,5% más. Mientras que Seat, la quinta marca, ha logrado que el León sea el coche más vendido con 33.653 unidades mientras que el Seat Ibiza, con 31.836 ventas ha finalizado segundo.

El giro radical que supone el coche eléctrico, la implementación de tecnologías de conexión a internet y la conducción autónoma supone atractivos para este sector, que ha visto como crea mucho empleo. Pero cuando hablamos del sector del automóvil hay que pensar en muchas cosas. No solo en sus trabajadores, sino también en el empleo que da. Por ejemplo me contaban en Mercurydos, que son fabricantes de cabinas de pintado y secado, e instalaciones para tratamiento y pintura de superficies, que si las grandes marcas de coches van bien, ellos mejor. Ya que esas firmas se ponen en contacto con ellos para darles trabajo.

Los secundarios

Al igual que esta empresa están los fabricantes de ruedas, de sillones y de todo lo relacionado con un coche. Incluso en plena crisis llegué a escuchar que empresas de cuero iban mal, porque el sector del automóvil era uno de sus mejores clientes.

Ahora bien, el futuro se presenta esperanzador, si no fuera por Donald Trump. Sí, efectivamente, el famoso presidente de los Estados Unidos que ahora está hasta en la sopa. Y es que hace unos días criticaba con dureza la decisión de Ford de producir coches en México. En concreto, llegó a decir que implantaría un arancel de hasta el 35% a los vehículos procedentes del país hispano hablante. Por eso, la duda de que esto se amplíe a más países provoca mucho miedo. Esperemos que no sea así, porque sería una pena que se volviera al túnel.

Esperemos que estas buenas noticias estén siempre presentes. Pero lo que tenemos claro es que cuando el sector del automóvil estornuda, el resto de las empresas relacionadas se resfrían. ¿Verdad?