Buscar

Haz de tu negocio un lugar más accesible para las personas con movilidad reducida

Hacer vida normal o circular por el espacio diariamente puede resultar muy complicado para quienes se desplazan en silla de ruedas o tienen movilidad reducida. Estas personas llegan a experimentar grandes niveles de estrés por el simple hecho de salir a la calle debido a que, el mundo que habitamos está pensado para facilitar la vida de las personas sanas y no se tiene en cuenta condiciones diferentes.

Todos los seres humanos son igualmente válidos, independientemente de su cuerpo o sus capacidades físicas o intelectuales. Debería de ser una preocupación colectiva poder brindar oportunidades y construir un mundo accesible para todos/as cuanto antes. ¿No crees? El gobierno de España aprobó el pasado 2022 una Estrategia Española sobre Discapacidad  para que el estado, a través de sus administraciones y poderes públicos, contribuyese a hacer efectivos los derechos humanos de las personas con discapacidad, planteando acciones hasta 2030.  Mientras tanto, te animamos a que también fomentes la responsabilidad individual a través de la conversión de tu propio negocio en un lugar más accesible. ¿Te animas? En este post te damos algunas ideas y consejos.

Examina muy bien situación y tus posibilidades 

 

Prácticamente todos los edificios son susceptibles de adaptarse para ser accesibles en mayor o menor medida. Sin embargo, algunos inmuebles antiguos o con valor histórico, pueden contar con limitaciones que impidan modificar estructuras o hacer restauraciones determinadas. Lo primero que debes hacer es informarte y estudiar tu caso concreto para tener claro qué medidas puedes tomar y cuáles no. Sea como sea, seguro que hay algo que puedas hacer.

Haz que las escaleras no sean un problema

 

Lo primero que pasa por la cabeza de una persona con movilidad reducida es: si podrá entrar en tu establecimiento. Si tu negocio está situado en un bajo, resultará más sencillo lograr que las escaleras no sean un problema, aunque, incluso en estos casos, muchas veces se colocan unos cuantos escalones que, si bien, para aquellas personas que no tienen problemas de movilidad llegan a pasar desapercibidas, pueden resultar un gran impedimento para quienes sí los tienen. En este caso, basta con que incorpores una rampa alternativa para que puedan pasar con su silla de ruedas.

Si tu negocio tiene más escaleras, o se encuentra en un piso elevado, entonces quizás tengas que plantearte restauraciones más complejas como la incorporación de un ascensor. Si no es posible, baraja poner algún tipo de silla salva escaleras que, tal y como explican los expertos de Total Acces, están diseñadas precisamente para facilitar la accesibilidad de las personas con movilidad reducida y suelen permitirse en casi todas las restauraciones.

Amplia las puertas

Las puertas son también un impedimento para las personas con movilidad reducida debido a que, en muchas ocasiones, son demasiado estrechas o difíciles de abrir. Intenta que sean amplias e incorpora un sistema de apertura automático. Si no es posible, ten en cuenta el hecho de brindar tu propia disponibilidad o la de tu plantilla para ayudar a abrir la puerta si es necesario.

Adapta los baños

 

Acudir al servicio es una cuestión especialmente delicada, ya que implica la protección de la intimidad de los individuos. En muchas ocasiones, el espacio de los baños no es suficiente para acceder con una silla de ruedas, y las personas con movilidad reducida no tienen opción para entrar por su cuenta. Este es un punto esencial para facilitar la comodidad de todo el mundo. Si tienes la posibilidad, invierte en restaurar tus servicios para que nadie pase malos momentos.

Reserva un estacionamiento

 

Entendemos que no todos los negocios disponen de parking o lugar de estacionamiento, pero, en el caso de que sea así, no te olvides de reservar una o dos plazas cerca de la puerta para las personas con movilidad reducida. Te lo agradecerán.

Contrata a personas capacitadas o forma a tu plantilla

 

Intenta brindar a tu plantilla herramientas para saber cómo gestionar las posibles dificultades que puedan surgir relacionadas con el tema, y asegúrate de que no se dan situaciones de capacitismo o discriminación hacia las personas con discapacidad, las cuales puedan causar grandes daños emocionales. Asimismo, si el puesto lo permite, intenta contratar a personas con movilidad reducida. De esta forma, estarás fomentando la inclusión y brindando oportunidades a un colectivo en riesgo de exclusión

Fomenta la concienciación

Además de intentar que tu plantilla esté formada y educada en materia de derechos hacia las personas con discapacidades, es recomendable que implementes la concienciación en este área como uno de los valores de tu negocio. Para ello, haz hincapié en la necesidad de que todos los espacios estén correctamente adaptados, y promueve el anticapacitismo en todos los aspectos de la vida.

No cabe duda de que, algunas de las restauraciones necesarias para asegurar la comodidad de las personas con movilidad reducida supondrán una gran inversión para tu negocio. Infórmate sobre las ayudas de tu región o comunidad ya que, por suerte, muchos gobiernos están promoviendo este tipo de intervenciones. Con tu ejemplo no solo estarás fomentando la responsabilidad individual, sino que también ayudarás a facilitar que muchas personas pueden hacer su vida diaria sin complicaciones añadidas. ¡Gracias!

Scroll al inicio

Noticias diarias de actualidad directamente en su bandeja de entrada.