La difícil relación entre marketing e influencers

La difícil relación entre marketing e influencers

21 marzo, 2019

Quizá el sector que más está impulsando la economía es el del marketing, no porque esté ofreciendo una gran cantidad de puestos de empleo (aunque lo cierto es que es uno de los sectores con menos desempleo), sino porque las inversiones que se está realizando son realmente esperanzadoras. A día de hoy, el sector del marketing está realizando una gran tarea, como siempre lo ha hecho, como es la de la promoción de las empresas, productos y servicios.

Una de las características del sector del marketing es la capacidad para adaptarse a los cambios sociales. Siempre me ha parecido que la manera de adaptarse a las redes sociales ha sido asombrosa, pues ha conseguido detectar las necesidades de las empresas y de los usuarios con bastante éxito.

La sociedad es la que define cómo se desarrolla el marketing, si bien lo que llama la atención de la misma no es algo homogéneo. Y conectando esta afirmación con las redes sociales (verdaderos canales de comunicación en la actualidad) están ofreciendo una gran oportunidad para probar diferentes técnicas de marketing.

En las redes sociales hay un fenómeno bastante interesante que ha tocado de lleno al marketing, y hablamos de los influencers. Un influencer es una persona que cuenta con cierta credibilidad sobre un tema concreto, y por su presencia e influencia en las redes sociales puede llegar a convertirse en un prescriptor interesante para una marca.

Siempre ha habido influencers, es decir, famosos que promocionan productos, pero con las redes sociales están promocionando a algunos perfiles que promocionan diferentes estilos de vida, y que atraen a muchos seguidores, lo que les hace las personas idóneas para la promoción de productos y servicios.

Al fin y al cabo, una referencia positiva hacia un producto o servicio por parte de una persona famosa aparentemente desinteresada puede suponer una motivación al cliente potencial para decidir la compra. Y si eso se le añade que las redes sociales tienen una gran difusión, tenemos un recurso de éxito.

Esta técnica de marketing es efectiva, pero solo si se complementa con un plan de marketing adecuado para la empresa. Para ello, el mejor recurso es acudir a empresas especializadas con experiencia en el sector. Una de las empresas que realizan grandes estrategias de marketing, adaptándolas a cada empresa es Grupoom, gracias a que son capaces de ofrecer servicios integrales de branding, comunicación y diseño.

Porqué es difícil demostrar el éxito de los influencers

Un elemento que existe en las redes sociales que no existe en la publicidad habitual es que los followers en las mismas se pueden comprar. Y con esto no queremos decir que en la televisión los famosos ponen su imagen a productos que no conocen a que ni si quiera han probado, sino que más bien en las redes sociales (especialmente Instagram y Twitter) los seguidores, likes y retwtees se pueden comprar.

Existen websites en las que se pueden comprar un número de likes y followers, de manera que muestre una imagen irreal sobre un perfil. Y sabiendo que muchas empresas de marketing o empresas contratan a influencers sobre esta base, tenemos que los resultados que las empresas pueden tener no son acordes a lo que se espera.

A lo que hay que añadir que la manera de comprobar los resultados ya no se mide con el número de likes, porque vemos que esto se puede falsear. Existen tres grandes elementos que están emergiendo como alternativas. El engagement, los datos de conversión y el “Audience Makeup”. Vamos a verlos porque esto es algo bastante relevante de cara al éxito de una campaña publicitaria.

El engagement es un elemento basado en analizar como responde la audiencia a los contenidos, y qué resultados logra el influencer de turno. Esto está relacionado con los comentarios y reacciones de la audiencia objetivo de la campaña. En segundo lugar, los datos de conversión analizan aún de forma más directa el éxito de la campaña, pues mira que ocurre con la marca y sus datos tras la publicación de la actualización del influencer utilizado. Y por último, el Audience Makeup trata de comprender las demografías que están detrás del influencer para centrarse a quién llega.