La especialización, elemento del éxito

La especialización, elemento del éxito

Con la salida de la crisis se ha abierto un mundo de posibilidades nuevas, para todos aquellos que han decidido emprender y montar un negocio propio. Esta opción es arriesgada, ya que hay que tener en cuenta muchos factores para conseguir el éxito. Pero existen muchos casos de éxito en los pequeños mercados.

Para fijarnos que siempre podemos controlar los factores del éxito vamos a poner varios ejemplos, y acabaremos rematando el artículo hablando de la gran ventaja de estar especializado en un campo en concreto. Claramente existen factores que ningún emprendedor controla, como puede ser el flujo de clientes o la opinión de los mismos.

Pero sí que podemos investigarlos para poder dar en la diana. Un ejemplo de ello es el caso de los estudios de mercado realizados a consumidores. No es raro recibir llamadas en las que se solicitan encuestas sobre servicios financieros o telefónicos. Pero ¿por qué? El porqué está muy claro, sacar un nuevo producto, servicio o tarifa puede ser un riesgo, incluso puede que defina tu imagen de marca. Por tanto, es necesario saber cuál va a ser la opinión general del consumidor medio.

Esto podemos aplicarlo al ejemplo de no poder controlar la asistencia de clientes a nuestro establecimiento, o si lo que ofrecemos gusta a los clientes. Pues bien, esto no puede controlarse, pero si estudiarse. Es decir, antes de adquirir o alquilar un local para montar un negocio, hay que tener el flujo de personas por la calle, si hay luz o no, si las ordenanzas municipales establecen la posibilidad de tener terraza, o de si hay obras normalmente. De esta manera nos aseguramos que pase lo que pase, el flujo de clientes en la calle sea continuo, y nuestra tarea será la de llamar la atención de las personas para que entren en nuestro establecimiento y se conviertan en clientes.

En el caso de internet es más claro y flagrante. Voy a ir directo al grano, el posicionamiento web en buscadores es fundamental, y una clara clave del éxito para las empresas que ofrecen sus servicios por internet. Ya seas ostentes una tienda, una oficina o un taller de lo que sea, es imprescindible a día de hoy estar visible en internet. Y no vale con tener una página web simbólica, ya que cada vez más tendemos a estudiar cómo es la empresa con la que vamos a contratar, así como todas las características de los servicios.

Esto me lleva a aclarar el tema de si al cliente le gusta tu producto o servicio. Esto es un poco más complicado porque existen clientes que no quieren decirte lo que opinan a la cara, o porque les da vergüenza, o porque no les apetece. Esto hay que respetarlo, y por tanto hay que buscar otros métodos. Fíjate cuántos clientes vuelven a comprar tu producto o a solicitar tus servicios, y establece una relación de confianza mutua, que te permita preguntar sin miedo sobre la calidad de tu empresa.

La especialización

Ahora nos referiremos a la especialización como elemento fundamental del éxito. Y es que existen empresas que, al leer su lista de servicios no queda nada claro a que se dedican. Y esto es algo que el consumidor penaliza, porque quiere cerciorarse de que contrata con un especialista del sector. Si tienes varias líneas de negocio, no dudes en diversificar las ideas en diferentes empresas, y en cada una ofrece productos y servicios relacionados.

También hay que apoyar esta especialización mediante la investigación y desarrollo de productos y servicios novedosos. Para esto necesitamos invertir dinero, lo que a día de hoy es mucho más fácil que en el pasado. No hay que tener miedo a invertir para diferenciarte de los demás, porque todo el conocimiento te beneficia de una u otra manera.

Me gusta poner de ejemplo a unos buenos amigos, la mercantil Ibertronix, que está especializada en la medición de temperatura mediante sistemas termográficos y pirómetros infrarrojos. Esta empresa a pesar de estar especializada en medición de temperatura, ofrece una gran diversidad de servicios, lo que hace que el éxito tenga más probabilidades.

En conclusión, la especialización, el conocimiento de tu negocio y las inversiones son elementos claves del éxito.