La publicidad tradicional, un elemento de utilidad todavía a día de hoy

La publicidad tradicional, un elemento de utilidad todavía a día de hoy

15 octubre, 2019

La publicidad siempre ha sido un arma realmente importante para dar a conocer un negocio. Es cierto que se ha ido adaptando a las nuevas necesidades de las empresas modernas, pero siempre ha sido un arma con la que se ha contado para tratar de impulsar una actividad, por mucho que esta actividad fuera rentable y no le hiciera falta una excesiva inversión en este sentido. La publicidad es la mejor manera, no obstante, de decirle a todo el mundo que seguimos ahí y que estaremos encantados y encantadas de atender cualquier tipo de necesidad que esté relacionada con nuestra actividad.

El cambio que hemos mencionado en el primer párrafo se ha producido de una manera realmente importante en los últimos tiempos. Se trata de un cambio que deja de lado, en cierta medida, lo tradicional, para dar cabida a todos los aspectos que tienen que ver con el marketing digital, una herramienta cuya importancia, desde luego, no se puede negar pero que no lo es todo para tratar de conseguir un rendimiento en cada uno de los ejercicios presupuestarios que sacamos adelante cada año.

El marketing y la publicidad tradicional sigue teniendo, no en vano, una importancia que no puede ser olvidada ni mucho menos. Y es que todavía son muchas las personas que se fijan, por ejemplo, en los soportes publicitarios que siguen existiendo en nuestras calles, en nuestras paradas de metro o tren o en catálogos que son imprimidos en papel. El marketing tradicional sigue vivo y, aunque es cierto que el digital ha ganado terreno, da la sensación de que no se va a acabar tan fácilmente con él.

Uno de los soportes más efectivos del marketing tradicional es el que tiene relación con los expositores. Son muchos los expertos en publicidad que así lo han manifestado y que han visto en este una manera muy adecuada de potenciar la imagen de marca de cualquier tipo de entidad. Esta información, además, ha sido corroborada por parte de los profesionales de Artesanías Oviedo, una entidad especializada precisamente en este tipo de productos y que juega con la baza de que estos expositores son, a día de hoy, el elemento más efectivo de hacer publicidad de una manera tradicional.

Una inversión publicitaria que sigue creciendo en España

La salida de la crisis económica ha dejado en España una actuación común por parte de una buena cantidad de las empresas que operan en el interior de nuestras fronteras. Y es que ha aumentado la inversión en materia publicitaria en nuestro país. Es algo lógico. Cuanta más capacidad se tiene para acometer una inversión, más posibilidades hay para dar a conocer nuestra empresa o marca a través de la publicidad. Y eso puede dar pie a que se incrementen las ventas y nuestra presencia, por ejemplo, en medios de comunicación. Todo funciona como una cadena.

Vamos a hacer referencia a dos noticias que, como veremos, nos dan toda la razón. La primera de ellas fue publicada en el diario El País el año pasado y aseguraba que la inversión publicitaria en España había crecido un 1’8% en 2017, algo que da buena cuenta de la mejora de las condiciones económicas en las que se encuentran las empresas españolas. No cabe la menor duda de que esta es una buena noticia y que el objetivo a partir de ahora debe ser siempre, como mínimo, mantenerse para que no se produzcan recesiones como la que comenzó en 2008.

En materia publicitaria es importante destacar también la importancia de un asunto como lo son las previsiones. El portal web Marketing4Ecommerce informaba de que, para el segundo semestre de 2018, la inversión en materia publicitaria iba a crecer de una manera realmente importante, algo que finalmente se produjo. Y es que no cabe la menor duda de que las previsiones son las que determinan un poco el estado de ánimo de las empresas para afrontar los meses que se les vienen.

Cambie o no, está claro que la publicidad va a seguir siendo un elemento a tener en cuenta por parte de cualquier empresa durante los próximos años. Nadie lo duda. De una combinación entre las nuevas tecnologías y las maneras más efectivas de hacer marketing tradicional depende el hecho de que podamos salir hacia delante con las mejores garantías y con la sensación de que cada euro invertido en ese ámbito nos da réditos tanto en materia económica como en lo que se refiere a la permanencia de nuestra marca en el subconsciente de la gente. Eso es importante y, por ese motivo, es necesario que se siga trabajando en un asunto de la importancia de este.