Las bandas de frecuencias, un servicio que ha de ser gestionado milimétricamente

Las bandas de frecuencias, un servicio que ha de ser gestionado milimétricamente

23 noviembre, 2022

Muchos de nosotros las desconocemos porque no las vemos, pero lo cierto es que las bandas de frecuencias es un servicio que se ha de gestionar al milímetro para que pueda funcionar a la perfección. Y es que aviones, barcos, los servicios de defensa nacional, aficionados, radios, televisiones, telefonía móvil… todo pasa por estas bandas que, como es obvio, tienen unas franjas de trabajo muy marcadas para no interferir unas en otras.

Por ello, a lo largo de las siguientes líneas os queremos explicar como se gestiona este amplio abanico de funcionalidades que nos ofrecen las diferentes frecuencias y así poder conocer un poco mejor este mundo tan interesante y a la vez complejo que, entre otras cuestiones, nos permite ver la tele o escuchar la radio, contar con una buena defensa estatal, hablar por teléfono móvil o volar.

  • Espectro inferior, de 8,3 kHz a 27500 kHz. Entre estas dos bandas se centralizan hoy en día servicios tan variados como la radionavegación marítima, el servicio móvil aeronáutico o los patrones o señales horarias. Pero esto no es lo único que alberga, ya que también hospeda, entre otras, la banda de frecuencias de 2173,5-2190,5 kHz que aloja la frecuencia internacional de socorro en radiotelefonía, por lo que su importancia resulta clave en la configuración del espectro. Por último, las emisoras de radio en Onda Media de nuestro país también emiten en este nivel.
  • La banda ciudadana, CB-27. Este es otro de los espectros más habituales en nuestro país por su relevancia para la población. Es el conocido como la banda ciudadana, que incluye las frecuencias 26,960-27,410 MHz y que aglutina las comunicaciones de actividades culturales, educativas, deportivas o de ocio ejercidas sin ánimo de lucro, tal y como nos recuerdan los expertos de Onda Manía, quienes llevan años trabajando con emisoras que funcionan en estas frecuencias, además de otro tipo de emisoras profesionales destinadas a otras bandas.
  • De 27,5 MHz a 460 MHz. En la actualidad, estas bandas ya son utilizadas por multitud de servicios fijos y móviles, sistemas de comunicación de aficionados, meteorología y móvil por satélite, servicios marítimos y radiodifusión fija y móvil terrestre entre otros. Pero no solo eso, sino que las emisoras de radio de nuestro país que emiten a través de Frecuencia Modulada también usan esta banda entre las frecuencias que van desde los 88,1 MHz a los 108,1 MHz.
  • Bandas reservadas para el uso del Gobierno. Como es lógico, muchas comunicaciones privadas del Gobierno también se realizan a través de las bandas de frecuencias y, en este caso concreto, existen algunas frecuencias que quedan reservadas para el uso exclusivo de organismos públicos, especialmente para las comunicaciones del propio Ministerio de Defensa y las Fuerzas Armadas. Entre ellas, el espectro de 1350-1400 MHz albergará servicios de radiolocalización, fijo y móvil de Defensa y la banda de 1785-1800 MHz contaba, hasta el 1 de enero de 2020, con el uso preferente para el Servicio Fijo del Estado. En este sentido, además, la Orden IET/614/2015 reservó también para usos de baja potencia exclusivos del Ministerio de Defensa la banda de 15-20 GHz, aunque parte de ella (17,3-17,7) también se comparte con el servicio fijo por satélite.
  • Las bandas de 700 y 800 MHz. En los últimos años han sido noticia numerosas polémicas acerca de la asignación de la banda de 800 MHz para las redes de telefonía 4G, tras la decisión de la Unión Europea de liberar el espectro 790-862 MHz para este propósito y mejorar así las comunicaciones móviles logrando aumentar la cobertura y penetración del LTE. Y es que la televisión ha operado tradicionalmente en toda la banda UHF (470-862 MHz), pero debido a la liberación del dividendo digital ha ido cediendo terreno y, a pesar de que hasta ahora pudo refugiarse en la banda de 700 MHz, tuvo que afrontar una nueva migración antes del año 2020, con lo que poco a poco fue reduciendo su presencia. Esto se debe a que, en dicha fecha, Bruselas obligó a los países miembros a volver a dejar ese espectro a disposición de la telefonía móvil que volvió a vivir una nueva revolución con la llegada de la banda ancha móvil 5G.

El espectro superior, de 890 MHz a 3000 GHz, uno de los más codiciados en la actualidad

Hoy en día el espectro superior, de 890 MHz a 3000 GHz, es uno de los más requeridos y es que las bandas de frecuencias superiores están muy fragmentadas y albergan todo tipo de servicios de telecomunicaciones. De hecho, aquí encontramos, en la parte superior el espectro, una parte dedicada a la radioastronomía, otra a la investigación espacial, así como una tercera para la radionavegación aeronáutica. No obstante, también son las bandas de otros servicios de telefonía que operan en estas frecuencias licenciadas. Además, no hay que olvidar que estas bandas también son el hogar de las frecuencias soportadas por los principales estándares Wifi: en los 2,4 GHz por tecnologías como 802.11b, 802.11g y 802.11n, y en 5 GHz por las de 802.11a y 802.11n. Por último, cabe reseñar que los 2,4 GHz son usados por una gran gama de dispositivos de corto alcance.