Mal momento para vender, bueno para comprar

Mal momento para vender, bueno para comprar

11 julio, 2016

Dicen que es un buen momento para comprar pero no para vender, y no andan desencaminados. El precio de la vivienda, como todos sabemos, ha caído desmesuradamente en estos últimos años y ya hay muchísimas personas que han visto en esta consecuencia de la crisis española  un negocio importante:

shutterstock_449354869reducida

Ana

Ana es una joven que perdió a sus padres en un accidente de tráfico hace un año, aproximadamente, y heredó un apartamento vacacional en Marbella, su casa en Málaga Capital y el ahorro familiar (unos 80.000 euros). Probablemente ella habría cambiado todo eso por tenerlos de vuelta a su lado, pero eso no se lo puede conceder nadie. Tras el periodo de duelo y unos meses en los que no sabía qué iba a hacer en su vida, decidió poner en alquiler ambas viviendas heredadas y comprar una tercera con esos 80.000 euros. La nueva le costó 45.000, también en una zona costera (Denia) y la reformó con 20.000 euros más para ponerla en alquiler también. Compró un billete de avión a Tailandia y se marchó con 15.000 euros en el banco y una pequeña maleta de ropa. Lleva ya 6 meses viviendo allí, de las rentas. El sueldo tailandés es muy bajo y ella consigue al mes alrededor de 1100 euros para vivir allí, lo que la convierte en una adinerada.

Toni

Un trabajador español de 37 años que se ha hipotecado para comprar un apartamento veraniego por valor de 65.000 euros en Altea. Pequeñito, pero muy coqueto, con vistas al mar y cocina americana. Lo ha alquilado a una joven profesora de segundaría que ha sido destinada allí en una vacante a un instituto  por 350 euros. Paga de hipoteca 385 así que pone, al mes, 35 euros por su nueva casa. Su idea es seguir haciendo esto mientras pueda y el día de mañana tener una segunda vivienda, que reformará, para vivir allí en su jubilación.

Pedro

Empresario. Montó su negocio de compra-venta de coches con 22 años. Ahora tiene 45 y dos negocios más que, por suerte, funcionan a las mil maravillas. Ha invertido sus ahorros en dos viviendas y una pequeña casa rural en un pueblo de Albacete, Alcalá del Júcar (muy turístico). Las dos viviendas las ha alquilado ya por largo periodo, ambas a 350 euros, y la casa rural de Alcalá del Júcar la va a usar para su propio descanso y para alquilarla en los meses más fuertes (verano, semana santa, navidades, etc.) Antes tenía ahorros, sí, pero ahora tiene unos ingresos de 700 euros mensuales fijos más unos 250 euros por cada semana que alquila la casa rural.

Hay cientos de casos como los de estos tres inversores, de mayor o menos rango. Vender ahora mismo es, prácticamente perder dinero, pero no lo es comprar e invertir, alquilar o simplemente, adquirir una vivienda nueva pensando en un futuro. Una buena opción es el apartamento vacacional porque, casi con total seguridad, es alquilable y dos de las mejores inmobiliarias de la costa española son Romer Playa e Innmoden. Otra opción es pensar en grandes ciudades como Madrid o Barcelona, donde la afluencia de gente es tan grande que tampoco resulta complicado conseguir un inquilino. En ese caso recomendamos, Vendemos Pisos, en Madrid capital.