¿Por qué las motos eléctricas se han convertido en una inversión tan rentable?

¿Por qué las motos eléctricas se han convertido en una inversión tan rentable?

Los vehículos eléctricos que tanto cuidan el ambiente se están volviendo cada vez más y más  populares entre el público, llegándose a considerar, hoy en día, la mejor opción cuando a viajes a corta distancia se trata.

Esto, primero, porque el consumidor está cada vez más concienciado sobre su efecto sobre el medio ambiente y busca tener hábitos más sustentables; además de porque estamos priorizando el factor económico a la hora de adquirir nuestros bienes y servicios.

Pero, si crees que ese es el único beneficio que tienen las motos eléctricas, Scoomart, distribuidores de motos y scooter eco, nos explican porque son una elección rentable.

Las ventajas de las motos eléctricas

Las motos eléctricas se caracterizan por funcionar a través de  energía eléctrica y sin la necesidad de combustibles derivados del petróleo, por lo que su principal atractivo es que no contaminan el medio ambiente, considerándose vehículos muy ecológicos. Sin embargo, tiene más razones que apoyan su extendida popularidad:

  • No emiten gases tóxicos. 

Como dijimos, su principal atractivo es lo respetuosas que son con el medio ambiente. Y es que sucede que al no utilizar gasolina, no emiten óxidos de nitrógeno ni partículas finas que puedan contaminar la atmosfera de nuestro planeta tierra. Además,  no expulsan emisiones de dióxido de carbono (CO2) que aumente el efecto invernadero, ni tampoco producen  desechos como filtros, aceites, etc., por lo que ayudan a reducir el nivel de contaminación causado por el CO2 en las atestadas áreas urbanas.

  • Su fabricación es más respetuosa con el medio ambiente

Mejor aún, su proceso de elaboración también es totalmente respetuoso con el medio ambiente y es realizado por empresas con una ética basada en los nuevos conceptos de sostenibilidad.

  • Evitan la contaminación acústica

Pero, no solo reducen la contaminación atmosférica causada por los típicos gases de los medios transporte convencionales, sino que ayuda a evitar la contaminación sonora, al ser transportes totalmente silenciosos, que no emiten decibelios y cuyas vibraciones son casi imperceptibles.

Recordemos que este es un problema que afecta en la calidad de vida de las personas de muchas ciudades, cuyo desempeño diario se ve afectado por el estrés que causan los ruidos producidos por los miles de vehículos que circulan en la calle, sobre todo en las horas pico.

  • Contribuyen al ahorro económico

Las motos eléctricas además de ser amigables con el medio ambiente, también lo son con tu bolsillo. Esto porque los costes de mantenimiento son menores a los de las motos convencionales, ya que no hay que cambiarle el aceite o los filtros y de hecho, el riesgo de sufrir averías es considerablemente menor.

Por ejemplo, las averías que pueden sufrir las motos eléctricas suelen ser relacionadas al desempeño del cargador y el generador de corriente, cuyos arreglos costarán no más de 400 euros. A parte de esto, solo tendrás que cuidar el estado de los neumáticos y los frenos, y por supuesto, no dejar de contratar un seguro para motos, el cual, de todas maneras, es un requisito para transitar con seguridad por la ciudad.

Además, no tendremos que invertir en el consumo de gasolina, lo que significará un ahorro  medio de hasta 25 euros al mes con respecto a los vehículos de gasolina; y no te preocupes, que recargar su batería es bastante económico.

Entonces, aunque la inversión inicial de estas motocicletas suele ser mayor que la de los vehículos de gasolina, el gasto se compensará a medio plazo cuando no haya que invertir en gasolina ni cambios de aceite. Es decir, puedes conseguir una moto eléctrica entre 5.000 0 6.000 euros, en comparación con los 2.000 y 3.000 euros de las motos convencionales; solo que la moto eléctrica te permitirá realizar 500 km al mes (que bien podía ser la distancia entre tu casa y tu oficina) sin gastos en combustible y con una mínima inversión de apenas 1,5 euros con una tarifa ajustada de electricidad.

Incluso, a los bajos gastos de mantenimiento de las motos eléctricas también se le suma que algunos gobiernos tienen programas de apoyo económico para aquellos que quieran adquirir vehículos eléctricos que ayuden a la conservación del ambiente como parte de sus medidas de cuidado medioambiental, mientras que las agencias autorizadas intentan propulsar sus ventas con facilidades de alquiler, financiación y otras ayudas.

Como puedes ver después de leer todas las ventajas de la compra de una moto eléctrica, tenemos razón al decir que se han convertido en una opción de preferencia en el mundo de la movilidad a dos ruedas y no se puede negar que es una inversión que se recupera a futuro con todo lo que nos ofrece a nosotros, nuestro bolsillo y nuestro medio ambiente.