Productos de limpieza naturales, una interesante oportunidad de negocio

Productos de limpieza naturales, una interesante oportunidad de negocio

21 junio, 2019

En un mundo cada vez más eco, te vamos a proponer una idea, trabajar con productos de limpieza ecológicos a base de sal. Vas de ecológica y tienes la casa llenita de productos químicos, que contaminan el medioambiente. Y claro, la comida y los cosméticos, sí son eco, eso lo tienes más fácil, pero después, para limpiar el hogar, todo porquería. Basta ya, ¿sabes que hay infinidad de productos naturales con los que puedes limpiar y desinfectar el hogar, mucho mejor que con los limpiadores convencionales, sin contaminar y además, ahorrando dinero? La sal, por ejemplo, es uno de los mejores limpiadores que hay. ¿Quieres adelantarte a tu tiempo dedicándote a la venta de productos de limpieza a base de sal? Que sepas, que la demanda de este tipo de productos es brutal.

Los múltiples usos de la sal en la limpieza del hogar

1. La sal para limpiar las sartenes quemadas. Va de maravilla. Ni kh7 ni na, que contamina a saco. Que no te engañen. Ahorra y limpia como se ha hecho siempre, y tómate unas cañas a la salud de Mr Propper.

2. Limpiar el horno. Con el asco que da y siempre lo dejas para el final, pues bien, con un poco de sal y un ratito de espera para que haga efecto, boom, hipermegalimpio, y sin necesidad de frotar.

3. Eliminar las manchas del fregadero. Que asquito da a veces, sobre todo cuando vives de alquiler. Todo aquel que sepa lo que es vivir arrendado, y sobre todo con compañeros de piso, que cuando llegas ya está todo perdido. En levante, por ejemplo, las manchas de cal son comunes.

4. Limpiar utensilios de hierro. Pos sí. Déjalo reposar toda la noche y verás que limpios.

5. Limpiar la cafetera. La clásica, la italiana de toda la vida, absorbe los olores, no debes limpiarla con jabón. Eso sí, lávala después de cada uso, solo con agua, y cada 2 o 3 días, dale un baño de agua con sal. Estos aparatos que se usan con frecuencia y que necesitan agua para su funcionamiento, pueden coger hongos si no se secan bien.

6. Limpiar la plancha. Bueno, vale, que yo tampoco plancho, pero de vez en cuando, sabes que algo has de planchar. Y como seguro que tu plancha no es de lo mejor del mercado (no te imagino gastando dinero en una plancha guapa? Seguro que está toda negra, y eso que apenas le das uso. Pero, ojo, que el día que la necesitas, te falla. Porque vas a planchar esa camisa blanca y chas, se te pega. Consejo, compra ropa de no planchar.

7. Eliminar las manchas de la tabla de cocina. Suelen ser de madera, un material muy poroso y claro, acumula hongos, sobre todo si no se seca bien. Otro consejo, no cocines….

8. La ropa blanca y la negra, suelen mancharse con el desodorante, y ahora que lo usas sin aluminio, te echas un montón. Te estropea toda la ropa, pero, tranqui, que se va. Con un poco de sal, se va.

9. Desatascar las cañerías. Va de muerte. Solo has de dejarlo reposar un rato y añadir agua hirviendo a continuación. Seguidamente, echar agua fría y repetir si es necesario.

10. Pulir metales. Las piezas horteras de metal, alpaca o plata que tienes en casa, también se pueden lavar con sal.

Además de estos usos, la sal, es un antibiótico natural y no tiene efectos secundarios. Que te duele la garganta, o tienes placas, pues no hay nada mejor que las gárgaras de agua con sal. Notarás sus efectos enseguida. También puedes usarlo como exfoliante o para alejar las hormigas de tu hogar. Este alimento, es la principal fuente de yodo, fundamental para el buen funcionamiento del organismo, y preferiblemente, sin refinar, nos aseguran en Humanes Guillén Eurosal, una empresa familiar de larga tradición ofreciendo a sus clientes una sal de manantial pura y sin refinar. Su manantial natural se encuentra situado en la carretera de Puente Genil-Montalban, en Córdoba, y es la salina más extensa de Andalucía.

Marca la diferencia, adelántate a tu tiempo y vende productos naturales, te los sacarán de las manos y te forrarás.