Trucos y consejos para limpiar la ropa de trabajo

Trucos y consejos para limpiar la ropa de trabajo

16 diciembre, 2020

La ropa de trabajo y el uniforme laboral es de las vestimentas que más ensuciamos porque nos las ponemos casi todos los días y durante toda la jornada. Además, en determinados puestos está claro que el uniforme se mancha todavía más como puede ser en trabajos relacionados con la industria o la construcción. 

Algunas manchas son muy difíciles de quitar y se van quedando ahí a pesar de que se lave el uniforme tras su uso. Es bastante complicado tener este tipo de vestimenta siempre impoluta. Por ello en este artículo hemos reunido algunos consejos que te ayudarán en la limpieza de tu uniforme o ropa de trabajo. 

Cada uno en su casa tiene sus propias manías al hacer la colada, utiliza un determinado detergente o suavizante. Eso no importa, en este post tan solo te indicamos algunos consejos que podrás aplicar para que tu uniforme quede lo más limpio posible tras su uso. 

· Mira bien las etiquetas 

En cualquier tipo de tejido, tanto en la ropa común como en los uniformes de trabajo siempre hay que mirar bien las etiquetas para saber qué se puede hacer y qué no. 

Deberías comprobar la etiqueta de tu uniforme de trabajo y ver si se puede lavar con agua caliente o meter en la secadora, por ejemplo. 

Si se puede lavar con agua caliente sería conveniente que lo hicieses así, ya que los programas de la lavadora de agua caliente suelen eliminar mejor las manchas.

· No laves tu ropa de trabajo con la ropa normal 

Esto es básico y puede que ya lo estés haciendo. Si no es así que ya debes empezar, porque si tu uniforme se ha manchado con determinados productos químicos o corrosivos podrías ensuciar también tu ropa normal.

· Remojar antes la ropa y eliminar las manchas grandes 

Otro truco que puede ayudar a que la ropa laboral quede más limpia es ponerla en remojo con un poco de jabón. Y en el caso de que esté manchada con alguna taca grande o de grasa habría que intentar quitarla antes de meterla a la lavadora. Puedes intentar primero frotar y si ves que no se va aplicar algún producto anti manchas o quitagrasas.

· Elimina los malos olores 

Una de las cuestiones más complicadas relativas a la limpieza de la ropa de trabajo es eliminar los malos olores, especialmente en puestos laborales en los que se manipulan productos malolientes o alimentos.

Existen diferentes trucos para eliminar los olores de la ropa. El más fácil es utilizando un buen suavizante o ampliando la dosis cuando se vaya a lavar ropa que huela mal, pero a veces con eso no es suficiente. También funciona muy bien echar un chorro de vinagre blanco o hacer una mezcla casera con bicarbonato de sodio y jugo de limón. 

· Ten especial cuidado con la ropa blanca

Muchos uniformes son de color blanco, un color donde se aprecian todavía más las manchas y suciedad que en otros tonos más ocuros. ¿Y cómo evitarlo? Pues con el truco de la abuela, echando un poco de lejía en los lavados para intentar que el color blanco perdure a pesar de los lavados y el uso de la ropa. 

También es una buena opción poner la ropa en remojo con un poco de bicarbonato de sodio durante un tiempo y posteriormente meter la ropa en la lavadora en un programa normal, con un poco de detergente y suavizante como en cualquier colada. 

· Confiar en profesionales cuando veas que te es muy complicado 

En muchas ocasiones siempre es mejor confiar en profesionales y también puede ser en el caso de limpiar la ropa laboral. Si en alguna ocasión necesitas que te echen una mano para conseguir el mejor acabado posible con tu uniforme existen expertos en el sector que dejarán tu ropa como nueva. “En nuestro servicio de lavandería industrial lavamos, desinfectamos, secamos y planchamos uniformes. Pero no solo eso, también reforzamos las costuras y arreglamos descosidos”, explican desde la empresa Clat Gestión de Ropa Laboral. Por lo que si ves que te supera lavar tu uniforme, puedes encargar a un especialista esta tarea. O al menos en ocasiones puntuales.  

Estos son los consejos básicos que te ayudarán a lavar tu uniforme o ropa de trabajo. Son cuestiones generales, en función de tu puesto o la tipología de la empresa en la que trabajes tendrás que aplicar algunos productos específicos. Porque no es lo mismo intentar quitar una mancha de grasa que de un elemento químico altamente corrosivo.